María Morales: “Tandil es un oasis dentro de la provincia. Por eso estaría buenísimo desarrollar y contemplar la vida artística para ofrecer al turismo”

María Morales
Escuchar esta nota
Getting your Trinity Audio player ready...

Entrevista mano a mano con María Morales

La versátil productora dialogó con esta redacción para sumar su testimonio a la edición especial “Tandil BI+” y compartió parte de su recorrido en el mundo del arte y la inserción de Abrigo Producciones en Tandil.

María Morales llegó a la ciudad en el 2006. Año en el que vio la oportunidad de desarrollarse profesionalmente, pero con su actividad base de aquel entonces, la pintura.

“Me encontré con una ciudad que tiene un montón de posibilidades, desarrollo, en todas las ramas del arte. Tanto la universidad, la carrera de arte, el IPAT, el conservatorio. Todos niveles de formación académica hacen que sea una ciudad con una vida artística particular” expresó la productora, al referirse a su actual ciudad de residencia.

“Después todo eso desarrolla y sirve de motor de una propuesta artística super completa y diferente” agregó, y subrayó que, “Pasa de todo en esta ciudad. Somos muy afortunados. Siempre digo lo mismo, tenemos la fortuna de vivir en una ciudad en la que podés elegir que ir a ver, que ir a escuchar, podes elegir qué espacio visitar el fin de semana y veo eso siempre como un gran potencial, mucha gente creando y trabajando”.

Sobre la comunidad artística de Tandil María Morales destacó que, “es enorme y en plena actividad, siempre se está trabajando y apostando a las posibilidades de desarrollo”. Sin embargo, enfatizó en la falta de acompañamiento al ambiente artístico, desde el sector turístico.

“Al ser un pueblo turístico que es un oasis en la provincia de Buenos Aires estaría buenísimo desarrollar y contemplar la vida artística como una de las propuestas para ofrecer al turismo, cosa que sucede muy tibiamente todavía pero que tanto la cultura gastronómica como todo lo que tiene que ver con lo ambiental y lo paisajístico de Tandil estaría buenísimo poder desarrollar y sumar ahí para ese trabajo también para que no sea solamente reconocido por las otras bellezas que también tiene, sino que los trabajadores de la cultura en general tengan la posibilidad de también desarrollarse económicamente a partir de la llegada de los turistas, que accedan a ver los shows, los espectáculos y las propuestas artísticas que hay todos los fines de semana acá” remarcó la creadora de Abrigo Producciones.

Con las manos ocupadas y el corazón abierto siempre

“Abrigo es un modo de vida que he tenido y que he elegido para mí desde muy chiquita” comenta María Morales, mientras acomoda su mate, para continuar su relato con la calidez que la caracteriza. “Siento que resume y representa lo que he ido recolectando en el camino desde chiquita” agregó.

“Considero la cultura como la forma más hermosa de vincularnos, de expresarnos, de encontrarnos, de conocernos y de que en los puntos de encuentro y de diferencias con los demás y con otras culturas, es cuando también nos definimos y podemos contar a través de nuestra cultura quienes somos y además transmitir valores y perpetuar cosas que quisiéramos que nos trascendieran”.

Desde esta visión, forma de encarar la vida, o filosofía que la habita, sumado a los valores inculcados por sus mayores, María Morales contó que el proyecto comenzó mucho antes del momento en el que se dio a conocer como Abrigo Producciones. “Desde muy chiquita, cuando mi abuela me enseñó a cocinar y me enseñó a mantener las manos ocupadas. Aprendí a hacer un montón de cosas, eso me llevó a talleres de arte a los que asistí toda mi vida, a pintura, a teatro, fui a coser, fui a tejer. En mi pueblo, (soy de las Flores) desde chica estuve ligada de alguna manera no solamente al mundo del arte sino al resto de las expresiones culturales que tenemos” recordó la representante.

“En el 2001 tuve un centro cultural con un grupo de amigos y ese creo que fue el inicio formal de mi actividad como gestora, sin saber demasiado qué estaba haciendo, ni que esto se llamaba gestión cultural, ni que se llamaba producir. Simplemente creo desde siempre la frase que lleva adelante mi actividad tiene que ver con hacer que las cosas pasen y además con Abrigo hacer que las cosas pasen de un modo que me represente”.

“El resto de las cosas que hice siempre estuvieron ligadas de alguna forma toda mi vida o gran parte de mi vida a la cultura” contó María, y enumeró parte de su repertorio, “soy profe de pintura, tuve un hostel que fue un centro cultural, fui parte de distintos colectivos culturales que llevaban adelante acciones solidarias, acciones que tenían que ver por ahí más ligadas a lo social, a la asistencia social. Fui por distintos lugares, en el 2015 me llamaron para trabajar en la Secretaría de Cultura y Turismo de las Flores, fui secretaria allá hasta el 2019, cuando volví a Tandil y de alguna forma ahí, Abrigo empieza a rodar, dándole cierre a todas estas cosas que había aprendido, tanto desde el trabajo en el ámbito privado como en la gestión pública”.

Abrigo, compañía y puente de emprendimiento culturales

La actual productora de artistas locales, comentó parte de su experiencia como Directora de Cultura en su pueblo natal, “me llevó a vincularme con todas las ramas del arte que no me eran tan cercanas y además es un trabajo exigente físico y mentalmente, de mucho compromiso y servicio” describió.

“Aprendí que desde ese lugar había cosas que me hubiera gustado hacer de una forma más cercana a los emprendedores culturales”. Esto fue lo que la llevó a conectar con la idea que daría forma al espíritu de su proyecto.

“Ahí nace la idea de acompañar emprendimientos culturales. Por ahí hoy se liga más a la música porque así ha crecido, pero esto no quita que en un futuro y a veces me pasa en la actualidad, acompañar otro tipo de emprendimientos que también tienen que ver con nuestra cultura, que muchas veces son gastronómicos, que otras veces tienen que ver con las artes plásticas, con las artes escénicas”.

“El trabajo que hago es acompañar los procesos creativos y después el materializar junto con quienes son los verdaderos emprendedores e ir acompañando el proceso que necesiten, muchas veces es por ahí ordenarlos un poco, otras veces trabajar sobre la sustentabilidad de esos proyectos, en otras ocasiones tiene que ver simplemente con la compañía y el armado del concepto o la idea”.

La gestora de proyectos y sueños de artistas, dejó entrever que su formación permanente continúa siendo la fuente inagotable de recursos para su profesión y su vida. “Hice la carrera de coaching, una herramienta que me encantó y sumé a la forma de trabajo”.

Para finalizar, María Morales mencionó que, “hoy instalada en Tandil, trabajo con algunos músicos con quienes voy de la mano de sus proyectos haciendo una parte que no tiene que ver con la cuestión artística en sí sino con todo lo que esa acción artística necesita para convertirse en un emprendimiento y buscar que sea sustentable, que sea visible” y destacó la importancia de sumar las redes sociales al kit de herramientas de trabajo diario.

“Para contar de alguna forma lo que hacemos nos lleva bastante aprender de redes sociales y amigarnos con la tecnología. Es clave para poder difundir y expandir lo que cada uno de los emprendedores y yo misma hago” concluyó la productora María Morales.

Dejá tu comentario

Donanos un cafecitoSi te gustó nuestro contenido

En Enfoque de Negocios el 80% de nuestros contenidos son originales. Somos un emprendimiento tandilense que apuesta por brindar información y análisis objetivo sobre lo que sucede en la ciudad y la región.

Si te gusta lo que hacemos, y lo valorás, podés ayudarnos con una donación a través de la aplicación Cafecito.

Donar en Cafecito

También podés escribirnos y darnos tus comentarios sobre nuestro producto a info@enfoquedenegocios.com.ar ¡La crítica nos ayuda a mejorar!