Entrevista con Miguel Lunghi: “Vuelo mucho, duermo poco y sueño bastante”

Tal vez estos tres aspectos se convirtieron en pilares fundamentales para quién desea continuar con un legado y concretar los pendientes de quién fue la fuente de inspiración de todas sus pasiones. Para conocer un poco más sobre esta expresión motorizadora, entre otras, que conducen al presente del Intendente reelecto por sexta vez en Tandil, en el marco del segmento Tandil BI+, dialogamos con una de las figuras más emblemáticas de la ciudad, ya convertido en referente histórico de la política, el Doctor Miguel Ángel Lunghi.

Escuchar esta nota
Getting your Trinity Audio player ready...

Entrevista con Miguel Lunghi en los 200 de Tandil

Desde el Centro de Diagnóstico De Martino, el célebre locutor Rodrigo Revillo, invitó a Miguel Lunghi a hacer un recorrido por los orígenes de su profesión y su pasión manifiesta, y apuntó a los posibles patrones paternos que podría haber repetido, tras decidir reflotar los proyectos pendientes de su padre y darle continuidad a su legado como Intendente de Tandil.

“Algo de subconsciente me quedó, porque lo acompañé mucho a mi padre” expresó el actual jefe Comunal, y compartió rápidamente el recuerdo que visualizó al remontarse a aquellos años en los que caminaban juntos y las ideas, proyectos y planificaciones que circulaban en los diálogos cotidianos, se sembrarían en lo más profundo de si, para luego materializarse en función del avance, crecimiento y bienestar de toda una comunidad.

“Te cuento se usaban pantalones cortos, nos llevó un día a la cava a que estaba al lado del parque y con Torillo que era maestro mayor de obra, dijo ‘Bueno vamos a tratar de hacer un Anfiteatro acá’. Y en dos años lo pudo hacer”

Aquella cava, en la que el calor se hizo sentir para el entonces intendente, su hijo, y el maestro mayor de obra que los acompañaba, fue la tierra fértil que daría vida al actual Anfiteatro Martín Fierro, en el que miles de Tandilenses y turistas pueden disfrutar de multitudinarios eventos culturales e institucionales año tras año”.

El intendente resaltó la importancia de recordar aquellos momentos, por el lugar que finalmente ocupan los logros alcanzados por su padre, y a utilidad vigente. “Esto te lo digo porque ha sido un éxito de gente el otro día con Divididos y La Konga” dijo, refiriéndose a semanas atrás, con la visita de los artistas mencionados que colmó el predio con más de cinco mil personas que disfrutaron de ambos shows a lo largo del fin de semana”.

A su vez, Lunghi resaltó que todavía quedan pendientes tanto de su padre, como propios. “Faltan algunas cosas todavía, que espero poder terminarlas yo”.

Sin embargo, dejó en claro la calidad del gobierno de su padre e hizo una clara diferenciación sobre el suyo. “Mi padre hizo una intendencia mucho mejor que la mía. Él en mil días de gobierno, hizo 1000 casas. Algo que a mí me critican”.

Mirá también  Tandil festejó sus 201 años

Ante esta afirmación, el jefe comunal, explicó, “yo no he podido hacerlo era otra época económica”.

Yo quería hacer cosas y tenía todas las carpetas que le quedaron. Me quedó esa sensación de verlo triste por no haber podido completar las obras y yo me quedé con las carpetas con toda franqueza y las guardé en casa.

“Hay que volver a empezar”

 “Zanatelli me dio la Clínica Chacabuco que llevaba un año cerrada, con un personal de 120, 130 personas” relató Lunghi, y destacó el accionar del personal que lo acompañó en aquel proceso. “Me dicen a mí que yo la levanté, pero ciertamente la levantó el personal porque a ellos yo le pedí ponerle el cuerpo”.

El también pediatra y ex director de la Clínica Chacabuco, comentó que “en la dirección de la clínica que estaba yo, puse un cartel que decía “Hay que volver a empezar” y bueno y vinieron unos cuantos muchachos del comité a decirme si yo no quería ser candidato”.

En referencia al escenario político de aquel momento, Lunghi recordó, “veníamos de una derrota catastrófica con 700 votos en Tandil y ahí les dije vamos a movernos, haremos una buena elección. Y caminamos todo el tiempo y seguimos caminando”.

Gané por 283 votos y ciertamente gané por las mujeres. Quizás por mi profesión de pediatra.

Al responder la pregunta del locutor ¿Por qué Medicina? Lunghi volvió a desandar los relatos e imágenes emotivas que guarda de su padre y que lleva consigo en cada paso de su profesión y sus pasiones ejercidas.

Por eso hablo tanto de mi padre. Él tenía que trabajar y a la noche tenía representación de medicamentos en el Sanatorio Tandil y yo en casa acomodaba las muestras”.

Años más tarde, frente a la disyuntiva de elegir entre dos opciones que definirían su futuro, Lunghi se negó a los números y algoritmos de la matemática, pese a su gusto por la Arquitectura, y una vez más siguió el llamado de la Medicina.

Me gusta la pediatría, tiene algo muy lindo.

Sobre sus años como pediatra, hizo hincapié en los notables cambios de dinámicas y formas sobre el ejercicio de la profesión. “Cambió todo a como yo la hacía. Nosotros te veíamos 30- 35 chicos por día y después teníamos 10 o 15 domicilios”.

Mirá también  Tandil festejó sus 201 años

Su diagnóstico sobre Tandil

Tandil está muy bien. Ha tenido una cadena muy importante de dirigentes extraordinarios, que han visto siempre el futuro y han acompañado.

En su diagnóstico sobre la ciudad, destacó el compromiso y dedicación por parte de los extranjeros que eligieron Tandil al emigrar, y los valiosos aportes culturales y arquitectónicos que ya son parte del patrimonio tandilense y su historia.

El mayor legado y lo pendiente

“Te diría que lo que más me gusta es el Hospital de Niños. Gracias a Don Jorge Blanco Villegas” afirmó el Intendente, y tal como se puede escuchar en el audiovisual añadido en este artículo, brindó detalles del momento en que se originó la ceración Hospital de Niños “Dr. Debilio Blanco Villegas” y su proceso.

El locutor también lo invitó a compartir alguno de los proyectos que no ha concretado dentro de sus gestiones hasta el momento, o que no ha alcanzado los resultados esperados. Sin embargo, el intendente aseguró que no tiene “fracasos” en su trayectoria, pero si pendientes.

Te puedo decir que no tengo la playa logística para que no entren camiones, por ejemplo. O no haber hecho una cantidad de viviendas importantes como te nombré las de mi padre.

Para concluir, el Jefe Comunal, se refirió al futuro de la ciudad, el Tandil del próximo Bicentenario. “Te diría que estamos muy bien. Estamos entrando con con la era del conocimiento, una economía diversificada, avances en todo lo que es la parte digital. Tenemos una aduana seca, dentro de pocos meses un laboratorio medicinal para hacer todo tipo de medicamentos y para vender en todo el país, cooperativas agropecuarias en permanente crecimiento. Hemos hecho hace muy poco la primera exportación de quesos, exportamos miel a 21 países”.

Y para blindar por completo su argumento esperanzador, el Intendente subrayó que lo más importante, “es que tenemos gente buena, es una sociedad buena. Es una ciudad educada, con escuelas bilingües y una excelente Universidad. Yo creo que antes de los 200 años vas a ver una súper y gran ciudad” cerró.

 

Redacción: Camila Veloz

Dejá tu comentario

Donanos un cafecitoSi te gustó nuestro contenido

En Enfoque de Negocios el 80% de nuestros contenidos son originales. Somos un emprendimiento tandilense que apuesta por brindar información y análisis objetivo sobre lo que sucede en la ciudad y la región.

Si te gusta lo que hacemos, y lo valorás, podés ayudarnos con una donación a través de la aplicación Cafecito.

Donar en Cafecito

También podés escribirnos y darnos tus comentarios sobre nuestro producto a info@enfoquedenegocios.com.ar ¡La crítica nos ayuda a mejorar!