Guardianes del patrimonio

guardianes del patrimonio
Escuchar esta nota
Getting your Trinity Audio player ready...

* Por Nicolás Arizcuren

Guardianes del patrimonio

Cuando nos hablan del Ministerio de Economía, seguramente nos imaginamos un lugar frío, impersonal, de oficinas y despachos donde todo es finanzas, contabilidad, porcentajes, estadísticas, etc. Sin embargo, allá por la década del 30´, Antonio Pibernat, arquitecto y también artista plástico, astutamente concibió este edificio como una gran obra de arte en sí mismo, para dotarlo de la humanidad y sensibilidad que complemente así la racionalidad económica y financiera.

En su interior posee una selección de obras de arte, concebidas para embellecer el edificio. Destacadas obras y artistas de renombre como Antonio Pibernat, Antonio Alice, Emilio Centurión, Cesáreo Bernaldo de Quiros, Francisco Vidal pueblan cada rincón, despacho y pasillo. Todos estos elementos convierten al Palacio en un vivo testimonio de riqueza cultural, con una importante identidad nacional.

“No se puede cuidar lo que se desconoce” M.F. Naranjo

En el corazón del Ministerio de Economía, funciona hace 32 años una secretaría que tiene como fin la protección y conservación del patrimonio cultural, un equipo de profesionales entre los que se destacan museólogos, periodistas, abogados, restauradores; once leones trabajando en función de preservar el patrimonio cultural. No son sólo obras de arte para entendidos, sino que en ellas se cifra la identidad misma y la historia de nuestro país.

Quien lidera este equipo es Mario Félix Naranjo, un profesional que por sobre todo es apasionado por el rol que le toca ocupar y que viene sosteniendo la secretaría y defendiendo el patrimonio con uñas y dientes a lo largo de todos los gobiernos democráticos.

Los hitos de este equipo han ocupado las portadas de varios diarios internacionales, principalmente cuando de tráfico de obras de arte se trata ya que tiene un convenio con INTERPOL y se encargan, no solamente de restaurar obras deterioradas o vandalizadas sino de buscar obras que han sido robadas e insertadas en el mercado negro, como sucedió con el mayor mural pintado por Quinquela Martín de 3.2 metros por 18mts. Fue pintado por Quinquela para que los empleados portuarios lo disfrutaran mientras almorzaban. Ante la privatización del puerto, lo desmantelaron y estaba listo para ser ingresado al mercado negro, algo que afortunadamente pudo ser evitado por Naranjo y su equipo.

“Me pueden acusar de hacer y equivocarme, pero nunca de no de hacer” M.F. Naranjo

Los hitos y las anécdotas brotan a borbotones y todas suenan como auténticas novelas policiales donde siempre el objetivo es recuperar obras, muchas veces de un valor económico muy elevado, y otras de un gran valor simbólico para el patrimonio de la nación. Esta secretaria es materia de consulta no solamente de otros ministerios y organismos públicos sino también de gobiernos extranjeros que ven en este un modelo para replicar en su país.

Mirá también  Jano por todos: una luz de esperanza que surge de la adversidad

Naranjo da en el clavo cuando afirma que países como Italia y Francia, basan gran parte de sus ingresos gracias al turismo patrimonial. Cuando vamos a Europa lo primero que anhelamos es recorrer sus callecitas, monumentos, su arquitectura perfectamente conservada, sus esculturas y cuadros, sin embargo, a la vuelta de la esquina tenemos un patrimonio muchas veces superior también en diversidad y no le damos valor porque como dice Mario: “No se puede cuidar lo que se desconoce”. La falta de explotación de los valores culturales es justamente debido al desconocimiento y la ignorancia de aquellos que justamente ocupan lugares claves, muchas veces no por idoneidad sino por política.

El trabajo de educación va de la mano no solamente con la conservación del patrimonio, sino con la creación constante de cultura. Durante mucho tiempo nos dijeron que la cultura solo se derramaba de organismos públicos, de un grupo de iluminados y siempre redundando alrededor de los mismos tópicos. Justamente, el hecho de poder observar hoy el patrimonio cultural de los años 30, 40 y 50, nos muestra no solamente la variedad de estilos, sino que subyacen en ellos los diferentes cambios sociales de nuestro país y la riqueza cultural que esto conlleva.

“La necesidad potencia la creatividad” M.F. Naranjo

Lo más curioso de esta secretaría no son solamente sus logros en materia de protección y conservación del patrimonio sino los medios que utiliza. A pesar de encontrarse en las entrañas del lugar donde los presupuestos se miden por miles de millones, sus recursos son nulos; cero. Lo cual desafía a una de las máximas instaladas: “más presupuesto no es siempre más cultura”. Es verdad que si ambas se combinan eficazmente, los resultados son superadores, pero no siempre es así.

Mirá también  Jano por todos: una luz de esperanza que surge de la adversidad

Naranjo es además gestor cultural y se define como un “administrador de pobreza”. Esa necesidad no lo paraliza, al contrario, sale del despacho a tocar puertas y a tender puentes de cooperación con diferentes empresas y organismos. Ahí es donde logra a mi entender algo inédito, una tríada perfecta donde estado, mercado y ciudadanos cooperan y logran beneficios mutuos con la cultura como puente entre las partes.

Mario Naranjo destaca el apoyo del ministro Caputo y encara esta nueva etapa de su gestión con los objetivos puestos en la creación del museo del Ministerio de Economía. Me llevo como aprendizaje de nuestro encuentro la pasión, dedicación, constancia y profesionalismo en una función pública permanentemente cuestionada. La capacidad del equipo de encontrar fuentes de financiación alternativas y de tejer una red de cooperación con los privados y, por sobre todo, la conciencia sobre la necesidad de “proteger” nuestro patrimonio material e inmaterial y también de poner en valor nuestra historia, nuestro patrimonio; esencialmente, ponernos en valor como argentinos.

* Otras notas del autor de “Guardianes del patrimonio”:

Dejá tu comentario

Donanos un cafecitoSi te gustó nuestro contenido

En Enfoque de Negocios el 80% de nuestros contenidos son originales. Somos un emprendimiento tandilense que apuesta por brindar información y análisis objetivo sobre lo que sucede en la ciudad y la región.

Si te gusta lo que hacemos, y lo valorás, podés ayudarnos con una donación a través de la aplicación Cafecito.

Donar en Cafecito

También podés escribirnos y darnos tus comentarios sobre nuestro producto a info@enfoquedenegocios.com.ar ¡La crítica nos ayuda a mejorar!