El Ecosistema Agrotech en Tandil: Entrevista a Belén Arditi (parte III)

En diálogo con Enfoque de Negocios, la investigadora y docente de la Unicen, integrante del equipo que trabaja en el análisis del ecosistema AgroTech, Belén Arditi, concluyó sus declaraciones apuntando a la adopción de las tecnologías que el sistema ofrece, y resaltó quiénes y por qué lo implementan.

Ecosistema Agrotech en Tandil
Escuchar esta nota
Getting your Trinity Audio player ready...

El Ecosistema Agrotech en Tandil: Entrevista a Belén Arditi

Belén Arditi hizo hincapié en los grupos del sector agrícola que adoptan estas tecnologías y se refirió especialmente a los contratistas.

“Son los que se desempeñan en las diferentes actividades y labores, por ejemplo, de siembra, de fertilización, de pulverizaciones. Que tienen máquinas agrícolas, sobre todo equipos grandes de alta inversión. Y suelen trabajar en establecimientos agrícolas que no cuentan con maquinarias propias” describió.

Ese grupo de contratistas es un segmento también denominado de adopción temprana como alternativa al productor agrícola, como los mencionados en la “Parte II” de la entrevista a Arditi.

En estos párrafos, la investigadora, profundiza e intenta esclarecer la adopción de tecnología en la cadena agrícola. “Se adopta tecnología, por ejemplo, en relación a las aplicaciones selectivas o dirigidas de herbicidas, para mitigar un poco o minimizar el impacto ambiental”.

Sobre su aplicación detalló, “en cada dosis de herbicida aplicado, se detecta que hay maleza a partir de algoritmos y o de un índice denominado índice verde, y el control de malezas es el objetivo específico para aplicar esta tecnología en la cadena”.

¿Qué tipo de tecnología o qué tipo de innovación de la industria 4.0 se aplica en la cadena agrícola en la región?

“Aunque, en menor medida, es la siembra y la fertilización variable, que forma parte de lo que se llama agricultura por ambiente y está relacionado, al armado de lotes o de ambientación para eficientizar el uso de semillas y fertilizantes” respondió Arditi, y continuó. “Si bien la tasa de adopción todavía es muy baja, que ronda alrededor de un 5% de los productores agrícolas, reconocen que la zona fue pionera en relación a toda la Argentina para establecer la agricultura por ambiente. Y tiene que ver con un poco también las propiedades del suelo de los campos de la ciudad”.

Mirá también  Charlas sobre el manejo estratégico del jabalí: jueves 30 y el viernes 31

Esto refiere a las condiciones de la ciudad, si son propicias para adoptar este tipo de tecnologías.

“Un gran número de adoptantes, de productores del sector, adoptan lo que son las plataformas digitales. Son aplicaciones que permiten obtener una visualización integral de los campos, utilizar diferentes tecnologías, imágenes satelitales, georreferenciación, tecnologías de índice verde, entre otras, las cuales generan información del negocio en general y específica, en particular, de los lotes, cultivos, malezas, maquinarias” enumeró la investigadora, y especificó que, en general, esta adopción ya se encuentra en fase de adopción temprana.

“Los entrevistados concuerdan de que alrededor del 20% de los productores ya han adoptado estas plataformas y que hay muchísimas plataformas” explicó, y continuó. “Generalmente, cada empresa de maquinaria agrícola tiene su plataforma asociada. Lo cual conlleva en una complejidad que es que no todas las plataformas son compatibles para usar en las distintas maquinarias que puede tener un establecimiento agrícola en su campo”.

“Algo importante relacionado a esto es que las tecnologías, fundamentalmente, que fueron incorporadas por estos grupos de productores agrícolas, adoptantes tempranos, son maquinarias. Por lo tanto, tienen un alto volumen de inversión. Son maquinarias que suelen tener a las tecnologías de la industria 4.0 embebidas dentro de las maquinarias. Por ahora, hacia eso se orienta la adopción de tecnologías en el sector agrícola”.

Obstáculos para la adopción

En el área de análisis, también se presentaron algunas dificultades, en este caso en la región Mar y Sierra. Ante esta situación, Arditi recordó, “ahí encontramos varios puntos interesantes, que incluso los charlamos con ellos. El driver o el disparador de adopción, como pensábamos, es de tipo económico, relacionados a maximizar la rentabilidad o mejorar la productividad o eficientizar el uso de insumos”.

Sin embargo, la investigadora, comentó que se encontraron con algunos productores que mencionaron su orientación a la innovación, o su concientización con el cambio climático, como un factor determinante para adoptar tecnologías que minimicen el impacto ambiental, como por ejemplo, las aplicaciones dirigidas de herbicidaso o la fertilización variable.

Mirá también  Viernes 7 de junio, Levy Yeyati en Tandil

En resumen, Arditi dijo, “si bien los motivos siguen siendo económicos, hay un punto de sustentabilidad ambiental muy importante para la adopción. Después les preguntamos por qué adoptan tecnología y en general la adopción de tecnología está asociada a una necesidad específica. Por ejemplo, adoptan plataformas digitales para generar información integrada o de trazabilidad en el caso de que quieran certificar procesos o certificar cultivos, aplicaciones dirigidas para detectar malezas o siembra variable para optimizar el rendimiento.

No obstante, algunos nos resaltaron que adoptan por moda, porque tienen el capital, porque otros productores han adoptado tecnologías y para seguir a la vanguardia de los nuevos métodos, deciden adoptar estas tecnologías”.

Para finalizar, Belén Arditi mencionó que la tecnología adoptada en el sector agrícola proviene principalmente de grandes empresas propietarias de maquinaria agrícola, química y semillas. El modelo de innovación predominante es el “modelo push”, donde las innovaciones se impulsan desde la empresa hacia el sector agrícola.

También apuntó que las principales barreras para la adopción, como son la falta de capacitación y conocimientos del personal, la sofisticación y complejidad de la tecnología, la falta de financiamiento, la dificultad para valorizar el impacto de los resultados y la falta de interoperabilidad entre las diferentes tecnologías. “Como te digo, en general la falta de conocimiento de los recursos humanos está asociada también a la sofisticación y complejidad de esa tecnología, y obviamente también a la heterogeneidad de los recursos humanos” enfatizó.

“Además, la falta de conectividad digital en las zonas rurales puede limitar la adopción de tecnología” concluyó Arditi.

Dejá tu comentario

Donanos un cafecitoSi te gustó nuestro contenido

En Enfoque de Negocios el 80% de nuestros contenidos son originales. Somos un emprendimiento tandilense que apuesta por brindar información y análisis objetivo sobre lo que sucede en la ciudad y la región.

Si te gusta lo que hacemos, y lo valorás, podés ayudarnos con una donación a través de la aplicación Cafecito.

Donar en Cafecito

También podés escribirnos y darnos tus comentarios sobre nuestro producto a info@enfoquedenegocios.com.ar ¡La crítica nos ayuda a mejorar!