Las escuelas Waldorf surgen en Alemania en 1919. Es uno de los sistemas educativos alternativos más conocidos del mundo. Iniciada por el filósofo alemán Rudolf Steiner, se basa en una pedagogía que busca el desarrollo de cada niño en un ambiente libre y cooperativo, sin exámenes y con un fuerte apoyo en el arte y los trabajos manuales. Enfoque estuvo reunido con uno de sus impulsores.

Tomas Kietzmann, es ex alumno del Colegio Rudolf Steiner del Partido de Vicente López. Es Profesor de Educación Física. Decidió venirse a vivir a Tandil y tras una fuerte motivación por tener una escuela alternativa para su hijo lo llevó a emprender un nuevo espacio de desarrollo del niño para continuar con la pedagogía que él había adquirido.

Así es que comenzaron a buscar personas que estén interesadas o que conocieran el tema y tras un proceso que duró 3 años se fueron capacitando. Trajeron docentes, hicieron eventos, organizaron grupos de estudio para que la gente se vaya interiorizando hasta que el año pasado se formó un grupo de padres, en uno de los eventos, y decidieron impulsar un espacio con pedagogía Waldorf que, luego, fuera un Jardín de infantes.

Así surge, junto a 7 familiar “La Casita Waldorf en la Sierra”.  Tomas junto a un grupo de padres y la Psicopedagoga Lucrecia Rossi, quien ha trabajado anteriormente en escuelas Waldorf en Buenos Aires, han abierto un espacio ubicado en Avenida Bolívar 535.  Así es como ellos recitan que en Tandil se ha sembrado la semilla de la pedagogía Waldorf, la cual crece a partir de la necesidad de una escuela que acompañe a los niños de otra forma.

Mirá también  La ciudad incorpora Google for Education para su plataforma educativa

Todas las escuelas Waldorf son asociaciones civiles entre padres y maestros sin fines de lucro lo que los hace transitar por la tramitación en los ministerios correspondientes para tener personería jurídica.

A la pregunta de Cómo se complementa con las escuelas tradicionales, Tomas afirma: “No hay ninguna dificultad en los chicos que asisten a las escuelas Waldorf ya que contemplan mucho lo humano. Solemos sufrir falsos prejuicios o mitos de los que sucede con chicos que reciben este tipo de educación, pero al estudiar y entender a que apunta cada contenido y la pedagogía misma empieza a hacer un camino de vida”.  Lo cierto es que esta alternativa en el sistema educativo se ha expandido en todo el mundo llegando a más de 1100 escuelas y 2000 jardines en 80 países diferentes.  Solo en el interior de la Provincia de Buenos Aires, esta experiencia se está implementando en Mar del Plata, una en el Partido de la Costa y ahora desembarca en nuestra ciudad.

A futuro tienen el deseo de formar la primaria con la camada de chicos que ya asisten al espacio para poder continuar con los siguientes niveles. Tomas nos cuenta que, en el caso que algún padre decidiese enviar a su hijo a otra primaria, en temas de articulación de contenido e intelectualidad, los niños que han recibido educación Waldorf en el jardín no adquieren ningún tipo de dificultad. Como así mismo, el día de mañana, chicos que quisieran entrar desde primaria provenientes de las escuelas tradicionales tampoco sufren el cambio ya que se ha demostrado que no hay inconvenientes en la adaptación ya que parte de la pedagogía es trabajar sobre lo humano.

Mirá también  MD Pinturas: reinventarse y emprender

Camino al centenario, esta alternativa sigue creciendo bajo el slogan “100 años son apenas el principio”.  Y bajo la premisa de su Fundador: “Aprende, no para acumular conocimientos como un tesoro personal, sino para emplear lo aprendido al servicio del mundo”. Rudolf Steiner – Fundador.

Si desea acercarse al espacio debe contactarse por Face https://www.facebook.com/waldorftandil/ o al mail waldorftandil@hotmail.com o por teléfono (0249) 154 625255.

Para interiorizarse más sobre la Pedagogía Waldorf puede ingresar en www.waldorf-100.org

Dejá tu comentario