Tandil Debate 2023: Lo que se dijo, lo que no y lo que se quiso decir

Un análisis de comunicación política sobre el debate de los candidatos a Intendente.

Tandil Debate
Escuchar esta nota
Getting your Trinity Audio player ready...

* Por Nicolás Arizcuren

Tandil Debate 2023: Lo que se dijo, lo que no y lo que se quiso decir

En la tarde-noche de ayer se llevó a cabo en los estudios de Abra TV el debate de los candidatos a intendente, donde Gonzalo Santamarina, Miguel Lunghi, Rogelio Iparraguirre y Miguel Iademarco expusieron sus proyectos para la ciudad.

Cabe aclarar que el formato dispuesto desluce por completo la posibilidad de desarrollar las propuestas de manera argumentada, sólida y consistente. En este caso, estas limitaciones llevan la contienda a un terreno dialéctico, una disputa al mejor estilo de la Grecia del siglo V a.C, donde los sofistas se destacaban por exhibir habilidades retóricas y oratorias, así como por su énfasis en la persuasión y el relativismo en la búsqueda de la verdad.

Desde el punto de vista electoral, el impacto es mínimo, ya que en su punto más alto alcanzó las 600 personas en YouTube, un 0.54% del electorado, mientras que si pensamos en el debate del 2019 (4 años después) para evaluar las métricas de visitas, apenas llegan al 5.45%.

Por este motivo no creo que haya “un ganador”. Es difícil pensar que, con estas métricas, el debate pueda incidir de alguna manera en el resultado de las elecciones, sin embargo es una buena oportunidad para conocer los candidatos en una posición diferente a las cómodas entrevistas pautadas y enfrentarlos con una realidad de reglas a las que claramente no están acostumbrados y evaluar así cómo se desempeñan ante las dificultades.

Miguel Iademarco

El análisis de comunicación no puede obviar lo que al primer golpe de vista nos dice (sin decir) el vestuario elegido por cada candidato. Y en este sentido, quien más destacó es el referente de izquierda Miguel Iademarco. A priori, osada decisión, romper con el protocolo tácito de vestimenta y caer como llegado del gimnasio. Un golpe de efecto que solo le vi sostener con éxito a Pablo Iglesias, en las mejores épocas de Podemos. Iparraguirre y Lunghi, como era de esperar, fueron a lo seguro con saco y corbata, mientras que Santamarina, consecuente con su estrategia, se mostró elegante pero descontracturado.

Mirá también  Charla sobre líneas de financiamiento a emprendedores el viernes 5: invita CICE

Iademarco, al igual que su referente Bregman a nivel nacional, mostró el desenfado y la soltura propia del que no tiene nada que perder. Aun así, cabe destacar que puso sobre la mesa el tema de la educación (insólitamente ausente del debate) y también visibilizó problemáticas completamente tabú para el “Tandil Hollywood”, como es la falta de recursos esenciales (comida, agua, luz, gas, cloacas y asfalto) para una gran parte de los tandilenses.

La frase:

“Gente sin casa, casas sin gente”

Rogelio Iparraguirre

Iparraguirre y su equipo hicieron muy bien los deberes con archivo y filminas. Se lo vio muy suelto y cómodo capitalizando las obras que el gobierno nacional hizo en nuestra ciudad sin siquiera tener que dar una opinión acerca de la contraparte, como el reciente caso de Insaurralde o de chocolate Rigaud.

El líder del PJ, enfocó inteligentemente su estrategia en estudiar y rebatir todas las promesas incumplidas que Lunghi realizó en el anterior debate del 2019. Irónicamente destacó que “ha sido consecuente con su discurso ya que prácticamente no ha hecho viviendas en estos 20 años” y deslizó también que “los funcionarios deberían atender más sus cuestiones en vez de viajar por Europa.”

La frase:

“La soberbia cuando se ejerce en responsabilidades públicas, no es solo un defecto personal, sino que produce consecuencias en aquellos ciudadanos a los que nos toca representar.”

Miguel Lunghi

Sin lugar a dudas, el más incómodo en el debate es lógicamente quien más tiene que perder, y en este caso se trata del actual intendente. Miguel Lunghi desplegó en cada intervención su batería de obras que iba desde recapitalizar nuevamente todas las obras realizadas en estos 20 años hasta el piso del aula de una escuela.

Como contraparte, se lo notó afectado por las menciones de los otros candidatos, ofuscado ante las críticas y molesto con el formato del debate, Además, renegó varias veces del reloj y se notó que le fue imposible adaptarse a los tiempos al punto de continuar hablando varias veces aun apagado el micrófono.

La frase:

“Con dos números, no tendría que decir más nada y darle la oportunidad a mis colegas para que hablen: en Tandil hay un 3.9% y en la provincia de Buenos Aires, un 9% de desocupación.”

Gonzalo Santamarina

Por último, es importante destacar al candidato que, a ojos inexpertos, pudiera pasar desapercibido. Gonzalo Santamarina claramente fue a jugar su propia partida. Soportó imperturbable los embates reiterados que intentaban hacerlo entrar en el juego absurdo y anacrónico de la izquierda y la derecha. Respondió hábilmente con proyectos cooperativos de construcción y mejoras salariales para médicos y enfermeros. Al mismo tiempo, sin titubear, prometió el achicamiento del Estado para cumplir con la lógica de menos empleados pero mejores salarios.

Mirá también  “Se acabó la fiesta”. La Nueva Ola de Partidos Antisistema: Carisma, Redes Sociales y Confrontación

Fue el único en hacer referencia a la “pandemia”, una palabra que hasta ahora parecía prohibida y que, sin lugar a dudas, es uno de los principales factores no solo de la crisis económica sino también, como Santamarina señaló, sus consecuencias afectan incluso la salud mental. Las limitaciones de tiempo y tema no fueron un obstáculo para que pudiera abordar la problemática de IOMA, la Ruta 226 y los ruidos molestos, introducidos hábilmente como “contaminación sonora”.

La frase:

“La mejor política social es el trabajo”

Conclusiones

Con luces y sombras, y con mucho trabajo por hacer para cada candidato con su equipo de comunicación, se llevó a cabo un debate en el que claramente no hubo perdedores. Iademarco, a pesar de la retórica marxista cansina y repetitiva, logró poner sobre la mesa la realidad de un Tandil que pocos conocen o quieren conocer. Lunghi e Iparraguirre volvieron a bailar al compás del bipartidismo que hasta ahora les ha brindado beneficios electorales, y Santamarina, sin sacar en ningún momento la “chapa” de Milei, se posiciona de manera inteligente como una sólida alternativa de continuidad con cambio.

Ahora, solo queda navegar por las (hasta ahora) tranquilas aguas de la campaña hasta que el 22 de octubre se exprese la voluntad del pueblo.

 

  • Nicolás Arizcuren es: guionista y escritor. Asesor creativo y creador de contenidos para empresas y diplomado en Comunicación Política ACEP-KAS, con enfoque en campañas electorales.
Dejá tu comentario

Donanos un cafecitoSi te gustó nuestro contenido

En Enfoque de Negocios el 80% de nuestros contenidos son originales. Somos un emprendimiento tandilense que apuesta por brindar información y análisis objetivo sobre lo que sucede en la ciudad y la región.

Si te gusta lo que hacemos, y lo valorás, podés ayudarnos con una donación a través de la aplicación Cafecito.

Donar en Cafecito

También podés escribirnos y darnos tus comentarios sobre nuestro producto a info@enfoquedenegocios.com.ar ¡La crítica nos ayuda a mejorar!