¿Publicidad tradicional versus publicidad moderna?

Las variantes. La irrupción de las redes sociales. El testimonio de la experiencia.

publicidad tradicional

¿Hay una disyuntiva entre la publicidad tradicional y una “publicidad moderna”?

Desde Enfoque de Negocios nos contactamos con tres empresas de la ciudad, con varios años de trayectoria, para que contaran sus vivencias en este ámbito, entre ellas cómo divulgaban sus productos o servicios algunos años atrás, para entender si hay una puja entre la publicidad tradicional con las nuevas maneras de promocionarnos.

 

Publicidad tradicional

“Siempre por folletería, en hoteles/cabañas. Donde la gente se alojaba en Tandil”, comentó Victoria González Inza, dueña de “Época de Quesos”.

Por su parte, Susana Monsalvo, propietaria del comercio “Lavandería Automática Tandil”, aseguró que “lo hacíamos en el diario y después hacíamos unos folletos que se distribuían casa por casa”.

Mientras que Juan Manuel Rusconi, integrante de la Gerencia Comercial de “Quesos Don Atilio”, afirmó que las publicidades “estaban orientadas a medios tradicionales, como la radio y los diarios. También se usaba cartelería y folletería en lugares estratégicos; y la participación en eventos afines a la gastronomía”.

Se puede considerar a la publicidad como uno de los pilares esenciales dentro de un comercio o cualquier emprendimiento con fines de lucro. A través de esta, se busca dar a conocer un producto, un servicio o una marca.

Si bien muchas veces el término “publicidad” es confundido con el de “propaganda” a tal punto que parecieran tener el mismo significado, es importante diferenciarlos. A grandes rasgos, se puede decir que el primero tiene como finalidad, entre otros aspectos, vender cualquier elemento que sea de utilidad. Mientras que el segundo busca posicionar una ideología, una creencia o un conocimiento.

Mirá también  Durante 2021, la Oficina de Empleo intervino en la formación o inclusión laboral de 150 personas

Como la mayoría, este ámbito se ha transformado con el correr de los años, tanto sus objetivos como sus métodos y sus canales de transmisión. Debido a la complejidad que adquirió, muchos tuvieron que contratar a personas especializadas para manejar la publicidad, como es el caso de “Época de Quesos” y “Quesos Don Atilio”, según relataron.

En este sentido, “los medios tradicionales no son más utilizados y fueron reemplazados por las redes sociales”, consideró Juan Rusconi.

A diferencia de estos dos, “Lavandería automática Tandil” no ocupa a nadie en ese puesto. A pesar de ello, Susana Monsalvo reconoció que “las publicidades han cambiado con el paso del tiempo y hoy las redes son las que verdaderamente llegan a todos lados”. Además, mencionó que no las necesita en este momento para cumplir sus objetivos.

 

Publicidad moderna

Como indicamos anteriormente, desde la reconocida taberna de quesos, fiambres y delicateses, utilizaban la folletería en lugares de alojamiento como medio de publicidad. Sin embargo, en la actualidad, agregaron las redes sociales y González Inza aseguró “lo creemos necesario, la gente está en ellas mucho tiempo”.

“Hoy estamos con acciones específicas más orientadas a las redes sociales, contamos con una Community Manager que se encarga del contenido y su seguimiento”, explicó Rusconi y aclaró que “también se sigue apostando a la cartelería y folletería en lugares estratégicos, la participación en eventos afines a la gastronomía y eventos locales”.

En contraposición, Susana Monsalvo sostuvo que el único método de publicidad que posee, hoy en día, es el famoso “boca a boca”.

Dejá tu comentario

Contenido Patrocinado

Contenido Patrocinado: