Paneles de rastrojo de trigo: del campo a la casa

Paneles de rastrojo de trigo

Será la primera planta en Latinoamérica en fabricar paneles de rastrojo de trigo

No se trata de carnes, ni verduras, ni lácteos. Próximamente se edificarán casas con restos de producciones agrícolas.

Tandil tendrá la primera planta de producción de paneles a partir del rastrojo de trigo en Argentina. Los mismos se utilizarán para la construcción.

La misma estará ubicada en el Parque Industrial y ocupará un total de tres hectáreas. Se espera que en 12 meses ya esté funcionando.

Este acontecimiento se llevó a cabo mediante un acuerdo firmado la semana pasada entre el Municipio de Tandil, Bioceres, la Cooperativa Falucho de Vivienda Limitada y la empresa australiana Ortech Industries.

Es importante destacar las características de este elemento denominado “Durra panel” que, tal como lo indica Ortech en su página web, “es un panel de techo y pared totalmente certificado que contiene un núcleo de panel de biomasa diseñado completamente con paja de trigo recuperada.

Es 100% reciclable y biodegradable manteniendo las propiedades deseadas de control acústico y térmico, resistencia al fuego y durabilidad”.

Desde Enfoque de Negocios dialogamos con Carlos Andrés Mansilla, secretario del Consejo de Administración de la Cooperativa Falucho de Vivienda, para compartir su punto de vista y sus expectativas ante este “desafío”, tal como lo definió.

“Somos grandes consumidores de materiales, de paneles para paredes y techos; y nos parece que este cambio de paradigma ambiental, del cuidado del planeta y las bondades que tienen estos paneles hechos con rastrojo de trigo es una muy buena iniciativa”, expresó y aseguró que se sienten muy entusiasmados por formar parte de este proyecto.

Mirá también  Don Ángel: didáctica de los saberes camperos

A su vez, declaró que no solo aportarán desde la construcción, sino que también por medio de las vinculaciones que tienen con el resto del movimiento cooperativo de viviendas de Argentina e incluso de los países vecinos.

El proceso para producir estos paneles, según Mansilla, comienza una vez que el trigo es cosechado. Allí se junta el rastrojo que inmediatamente, por un mecanismo que ejerce presión, lo compacta y forma el producto.

Si bien aún el precio no está confirmado, Carlos afirmó que “será similar al que hoy se usa de Durlock”.

Por otra parte, explicó que es un evento significativo participar de un desarrollo industrial y señaló que es la primera vez que lo hacen, por lo cual “entrar con un nuevo producto en un mercado muy competitivo como es el de la construcción y hacerlo de la mano de una de las empresas más importantes en materia de innovación, para nosotros, es un verdadero desafío”.

Mientras tanto, el secretario sostuvo que los trabajadores requerirán capacitación para manipular esta nueva tecnología.

“Para la Cooperativa Falucho de Viviendas es muy importante estar en la vanguardia”, manifestó Mansilla y argumentó que, hoy en día, “hay toda una tendencia al trabajo ‘en seco’, a abaratar los costos, los tiempos de construcción; con lo cual avizoramos que con el tiempo este es un producto, una forma de trabajar que se va a ir imponiendo”.

Por su parte, el intendente Miguel Lunghi sostuvo, a través de una gacetilla emitida por el Municipio, que “esta radicación no sólo representa un gran paso en el desarrollo industrial de la ciudad sino que también, por su lógica de economía circular, imbrica dos sectores emblemáticos en la economía diversificada local, los cuales son el campo, cuyo Producto Bruto Interno es de 45% y la propia industria, y esta sinergia estará dada porque Bioceres en su flamante planta realizará paneles de construcción de casas en base al rastrojo del trigo, utilizando el rastrojo del campo que no se usa y no afecta a la tierra para reconvertirlo en paneles con una tecnología australiana, que es primera en América Latina”.

Dejá tu comentario

Contenido Patrocinado

Contenido Patrocinado: