Beneficios de la migración a la nube

¿De qué hablamos cuando hablamos de “migración a la nube”?

Para los que no están muy familiarizados con el término, la nube es un espacio computacional de servicios informáticos que se ofrecen por alguna compañía proveedora bajo una plataforma, en el cual las empresas y/o las personas pueden ofrecen aplicaciones o procesos informáticos desde cualquier parte del mundo. Este espacio computacional es una gran red de servidores y redes especificas alrededor del mundo que permite generar un ecosistema de trabajo en internet.

 

¿Qué es entonces migrar a la nube?

Es mover aplicaciones, sistemas, procesos, datos, servicios o cualquier tipo de operación computacional a este ecosistema global.

Por ejemplo, la aplicación de correo electrónico como Gmail de Google es una aplicación que funciona bajo un ecosistema de la nube, donde toda la información que utiliza, procesa y comparte se aloja y ocurre en la nube de Google.

En los últimos años el auge de las plataformas de la nube y las grandes redes globales de los proveedores más grandes (Google, Amazon, Microsoft), permitieron que las empresas comiencen a adoptar esta modalidad de servicios informáticos para optimizar y transformar sus procesos de negocio como parte de la transformación digital.

El progreso de migrar a la nube implica varios pasos (que explicamos en detalle en esta nota) y las empresas lo adoptan para mover sus sistemas internos a un ecosistema donde pueden llegar a otras partes del mundo, integrar con otros sistemas y plataformas (medios de pago, por ejemplo) y para agilizar sus negocios permitiendo a sus clientes integrarse a sus propios sistemas.

Hablando técnica y tecnológicamente, el proceso de migrar es difícil ya que implica “educar” la cultura de la empresa y a los equipos técnicos. Las aplicaciones en la nube se construyen utilizando tecnologías y herramientas que no eran corrientes hace tres o cinco años atrás.

Las plataformas en la nube funcionan de manera diferente a los centros de operaciones on-premise o servidores de hosting único.

El modelo de costes para la entrega de aplicaciones en la nube también es completamente diferente y requiere varios perfiles técnicos especializados para evaluar los costos y monitorearlos, como así también, adaptar diseños en base a presupuestos o fondos para invertir en la nube.

Las mejores prácticas para construir, probar, desplegar y operar aplicaciones en la nube tienen un importante avance, pero la mayoría de las empresas no se han mantenido al día o por querer llegar primero, invierten mal o cometen grandes errores.

Las empresas más avanzadas en tecnología necesitan gente especializada en la nube calificados y aprender y enseñar a sus especialistas día a día.

Mantener las aplicaciones y los datos seguros también es cada vez más difícil en los entornos de la nube.

Mirá también  Consejos para mejorar el teletrabajo

El paradigma de desarrollo de software ha dado un giro a la ingeniería de software y requiere profesionales con amplios conocimientos, tanto en seguridad, infraestructura, diseño, arquitectura, patrones y buenas prácticas.

Esto permite un mejor uso de los recursos que siempre se ajustará a la demanda y además propone un nuevo modelo de negocio basado en el “pay-as-you-go”. Otra gran ventaja es poder acceder al servicio desde cualquier lugar y en cualquier momento. Podemos encontrar claros ejemplos de estos modelos en las aplicaciones online que ofrece Microsoft o Google, por ejemplo.

Cuando hablamos de computación en la nube debemos tener siempre en cuenta dos roles: los usuarios y los proveedores de los servicios.

Podemos agrupar los servicios en tres categorías, en el nivel más bajo tendríamos la Infraestructura como Servicio (IaaS) que ofrece un conjunto de recursos (máquinas virtuales) sobre los que ejecutar aplicaciones. Luego tendríamos la Plataforma como Servicio (PaaS) que tiene como objetivo ofrecer un entorno en el que ejecutar aplicaciones sin tener que preocuparse por los recursos que pueden consumir. Bajo una PaaS siempre tiene que haber una infraestructura que la soporte, aunque sería transparente para el programador de aplicaciones que hace uso de la plataforma.

Por último, tendríamos el Software as a Service (SaaS), que pretende ofrecer aplicaciones que puedan ser ejecutadas en una plataforma o directamente en una infraestructura, que tienen la “ilusión” de tener recursos ilimitados para su ejecución. Esto permite escalar las aplicaciones dinámicamente en función de la demanda sin tener que tocar el código o los ajustes de la aplicación. Microsoft, por ejemplo, ofrece suites ofimáticas en formato de Software as a Service.

Los beneficios de la nube

La migración a la nube otorga muchos beneficios, el principal es el incrementar el valor agregado a tu negocio y poder globalizar las operaciones de tu empresa.

  • Manutención y actualización de las aplicaciones, servicios e infraestructura de manera fácil y dinámica:
    Al ser un ecosistema “online” los proveedores constantemente actualizan los sistemas operativos, la infraestructura, la seguridad, las actualizaciones de sistemas/servicios, etc lo que nos desliga de tener personas haciendo este trabajo en nuestra empresa. Ni hablar de la infraestructura, nos evita grandes costes de hardware, redes y soporte. Las plataformas de la nube, siempre están configurados y actualizados con el ultimo hardware y software sin que nosotros tengamos que hacerlo.
  • Mejor seguridad de la red y de las tecnologías:
    Esto se debe a que actualizar las tecnologías y el soporte de las redes y la infraestructura no depende exclusivamente de nosotros. Los proveedores nos brindan entornos seguros.
  • Menores costos operativos:
    Al tener gran parte de la manutención de la infraestructura y de los sistemas “terciarizados” nuestros costos operativos disminuyen. La gran variedad de opciones de planes y configuraciones nos permite adaptar la infraestructura y los servicios a nuestro bolsillo.
  • Movimiento de datos más fácil y seguro entre aplicaciones:
    La disponibilidad y la escalabilidad de aplicaciones y datos, nos permite una gran variedad de movimiento y manejo de datos y a esto se le suma la forma segura en que se realizan y la gran posibilidad de integrar distintos sistemas.
  • Mejoras en la resistencia operativa:
    Las plataformas están preparadas para ser flexibles, fáciles de administrar y adaptables a sus necesidades. Trabajan bajo estándares y no es necesario caer en determinados administradores para operar.
  • Mejoras en la productividad de la fuerza laboral:
    Nos permite siempre pensar en el negocio y como incrementar nuestra productividad, el resto lo tenemos servido.
  • Más agilidad en los negocios:
    Nos permite escalar rápidamente, pensar en como integrarnos a otros sistemas y a nuestros clientes y proveedores de forma fácil, sin necesidad de atarnos a líneas empresariales. Los negocios se agilizan porque podemos adaptarnos rápidamente a las circunstancias sin invertir mucho ni dedicar mucho esfuerzo.
  • Acceso desde todo el mundo y de la misma forma y con las mismas prestaciones:
    Este gran ecosistema de la nube esta disponible con las mismas prestaciones en todo el mundo. La infraestructura no es problema nuestro, nosotros solo configuramos pequeñas variables para mejorar la prestación en regiones, pero tenemos la misma potencia de operación alrededor de todo el globo
  • Soporte a aplicaciones de alta demanda:
    Las plataformas al brindarnos la ultima tecnología nos permite ejecutar aplicaciones de alta demanda y volumen con gran facilidad.
  • Facilidad para escalar, monitorear, aplicar seguridad y adaptar la infraestructura:
    Con algunos clicks, tenemos una gran infraestructura adaptada a nuestras necesidades.
Mirá también  “Las redes sociales son una gran vidriera”

 

Sobre el autor

Matí­as Creimerman


Artículo original (fuente autorizada)

 

Mati­as Creimerman LinkedIn

Matias Creimerman WordPress


Especialista en diseño, desarrollo y gestión de soluciones de software con 20 años de experiencia. Migración a la nube, servicios de tecnología, modernización de aplicaciones, transformaciones digitales de negocios (transformación digital). Consultoría en tecnologías Azure y Microsoft.
✔ Servicios de mejora de procesos y desarrollo de soluciones.
✔ Cotizaciones de soluciones. Aumento de personal y formación de equipos de proyectos.
✔ Soporte técnico especializado. Soluciones técnicas.
✔ Solución de problemas
✔ Desarrollo de software.
✔ Cursos y formación técnica
✔ Certificado en tecnologías de Microsoft (MCP).
✔ Experto en tecnologías .NET / Azure y Microsoft.
✔ Experiencia y habilidades en el diseño de soluciones en una amplia gama de áreas comerciales, industriales y de producción.
✔ Diseño de arquitecturas, software, aplicaciones y procesos.
✔ Estimación, cotización, propuestas y diseño de soluciones.
Dejá tu comentario

Contenido Patrocinado

Contenido Patrocinado: