El poliestireno expandido (EPS), denominado comúnmente telgopor, es un material plástico espumado, utilizado comúnmente en el sector de envases, embalajes, rellenos y en la construcción. Enfoque se reunió con el Lic. Héctor Creparula: Director de Medio Ambiente y la Lic. Carolina Miranda del Fresno, integrante de la Dirección, para que nos cuenten cómo surgió y en qué estado esta el proyecto de elaboración de ladrillos en base al reciclamiento de este material.

En el Punto Limpio se van recibiendo distintos materiales siempre y cuando haya alguna institución que pueda intervenir en el acopio, reciclado y venta con la finalidad de lograr una recaudación con fines solidarios.

Carolina nos comenta “En ese sentido, hace un año La Asociación Civil Punto Verde Tandil, nos propuso la idea de incorporar telgopor dentro de la cadena de residuos para molerlo con una máquina. Luego de trozarlo y pasarlo por la misma se convierte en bolitas logrando disminuir el volumen y así también, obtener un producto que se puede usar para el relleno de almohadones y puffs o dárselo molido a los corralones”.

Esta maquina fue acercada por Felipe Verellen que es una persona referente en materiales de construcción de la ciudad y hace años que trabaja ensayando con distintos materiales. Uno de esos es el telgopor.

Esta iniciativa genera varios puntos favorables: sacar el material del relleno sanitario puesto que el telgopor es de gran volumen, si bien es un material inerte y liviano no se puede compactar y ocupa mucho espacio. Héctor aclara “Esos metros cúbicos que evitas, a parte de darle mas vida útil al relleno, ahorras en costos en lo que tiene que ver con el traslado y la disposición final“. También se coordinan con asociaciones civiles sin fines de lucro generando emprendimientos para cubrir necesidades económicas.

Mirá también  Unicén y Nación trabajan en paliar el impacto del aislamiento en el sector cultural

Debido a que se esta recibiendo y procesando mucha cantidad de telgopor, incluso más de lo que necesitan los corralones, se modifico la maquina para poder procesar mas volumen y a mayor velocidad. Creparula agrega: “Se comenzó a desarrollar pequeños emprendimiento vinculado a la confección de almohadones y puffs, por otro lado, conversando con Felipe Verellen, surgió la posibilidad de hacer ladrillos. Estamos en estos momentos ensayando ladrillos que ya fueron confeccionados por la bloquera de Pachacamac”. La bloquera de la fundación ya tienen experiencia en trabajar con otros bloques que se realizan con partes de plástico proveniente de monitores y televisores también de buenos resultados.

El ladrillo con componentes de Telgopor es más liviano, limpio, térmicamente es mejor ya que aísla mejor la temperatura del lado de adentro y de afuera. El ensamble se realiza mas rápido lo que representa menores costos a la hora de calcular los tiempos de construcción y también tienen un % menor de desperdicio a comparación con los materiales tradicionales.

El IFIMAT es el Instituto de Física de Materiales Tandil. Es un instituto, particularmente dedicado a la física de los materiales, a través del Dr. en Física Marcelo Stipcich se están terminando las evaluaciones. “A partir de ese resultado, La Dirección de Medio Ambiente va a presentar en la Dirección de  Obras Privadas para que acepten el ladrillo dentro de la nomina de materiales que  tienen que tener Certificados para poder construir” concluye Héctor.

Esto es algo que ocurre con las apariciones de materiales nuevos, ya sea casa de barro, o techo a partir de tetra pack. Se necesita saber si cumple con las normas requeridas en la construcción y tiene que estar avalado por Obras Privadas. Algunos de los resultados son los % que se puede utilizar en cada ladrillo, cuántos se pueden estivar, es decir hasta qué altura se puede construir usando los mismos, etc. El IFIMAT es un instituto reconocido a nivel nacional y por ende Obras Privadas reconoce el resultado que de.

Mirá también  En el marco de las actividades por el 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, se lanza “Nosotras Hacemos”

Los lugares de recepción son Puntos Limpio Estación Centro, en Maipú 1250;  Estación Oeste, en avenida Lunghi 1950; y la sede de María Ignacia Vela.

Se recibe telgopor de embalaje, el de pote de helado. Importante aclarar que no se reciben telgopor proveniente de bandejas de alimento ya que ese no cumple con la posibilidad de procesarlo.

Nota publicada en 2018

Dejá tu comentario