“La Libertad Avanza” hacia un “Cambio” “Radical”

La Libertad Avanza
Escuchar esta nota
Getting your Trinity Audio player ready...

* Por Nicolás Arizcuren

“La Libertad Avanza” hacia un “Cambio” “Radical”

Se cumplen quince días de la elección que consagró a Javier Milei como presidente de los argentinos y hasta hoy, del apocalipsis ni noticia. No hay centenares de rapados enardecidos por las calles reivindicando la derecha ni persiguiendo minorías.

Por lo que me cuenta mi hijo, no han colgado las esvásticas en la escuela, y por lo que puedo escuchar, los muchachos de la obra en construcción siguen laburando con masa y cortafierro desde las siete de la mañana. Los ‘artistas’ mecenados por el estado, que financian su hobby caro gracias al hambre de los wichis, parecen haber reflexionado y decidieron no abandonar el país; como si fuera poco, subieron las acciones y bajó el dólar. Por lo que se ve, todo está bastante normal.

Mientras tanto, continúa el desfile de analistas intentando descubrir la cuadratura del círculo y esbozan todo tipo de teorías complejas acerca del comportamiento social, pasando por el esoterismo y la macumba, intentando encontrar el motivo por el cual el 56% de los argentinos votó a Milei. Una respuesta que, a mi entender, se presenta simple y universal: libertad.

Cientos de horas de televisión analizando las cuestiones macro y microeconómicas, la inflación, la inseguridad y otros tantos factores que no son más que pequeños “bonsais” que no nos dejan ver el bosque de una decisión mucho más profunda y a la vez simple. El gobierno de Alberto Fernández y Cristina Kirchner alcanzo el máximo de tolerancia permitido para régimen de acentuados rasgos totalitarios con intervención en casi todo lo que fuese posible.

“Vamos por todo”

Con un marcado sesgo ideológico autoritario, gobernaron dieciséis de los últimos veinte años con intervenciones permanentes en los medios, en la opinión pública y controles del estado, desde fiscales y financieros, hasta la propiedad, la salud pública, la educación, el fútbol, la historia, la televisión, el periodismo, las universidades, los dibujitos animados y ni el mismísimo ‘Nunca Más’ se salvó, ya que también lo intervinieron y le quitaron el prólogo de Sábato que acompañaba la obra original, entre muchas otras.

La frutilla de este panóptico bananero de influencias Castro-Chavistas fue anunciada en marzo del 2020, cuando dispusieron combatir el Covid con los mismos métodos utilizados en la Edad Media: el encierro preventivo y descabellado de toda la población, la persecución y aplicación del uso desmedido de la fuerza a quienes desobedezcan, la hipervigilancia y el estado permanente de alerta.

“el poder se ejerce por entero, de acuerdo a una figura jerárquica continua, en el que cada individuo está constantemente localizado, examinado, distribuido entre los vivos, los enfermos y los muertos, todo esto constituye un modelo compacto del dispositivo disciplinario. A la peste responde el orden”

Afirmaba Foucault, quien entendía que, así como los juristas se imaginaban en el estado de naturaleza para hacer funcionar de acuerdo con la teoría pura los derechos y las leyes, los gobernantes soñaban con el estado de peste para ver funcionar las disciplinas perfectas.

Mirá también  Casi 50 emprendimientos recibieron aportes económicos

El kirchnerismo, que nunca ocultó sus fantasías totalitarias, encontró en la cuarentena su mayor anhelo: un pueblo arrodillado y aterrado, suplicándole de rodillas. El Congreso cerrado, la oposición genuflexa y los medios construyendo una narrativa épica con la voz de Víctor Hugo Morales relatando el despegue de un avión de Aerolíneas, también propulsado por el hambre.

Borrachos de poder y después de 20 años de haber atropellado todo lo que tenían por delante en nombre de un ‘pueblo’ que, lejos de beneficiar, hambrearon y utilizaron hasta llevarlo a sus índices más indignos de precariedad, se empezó a derrumbar el imperio al ritmo de las consecuencias de su propio desmanejo. Resultó que el intervencionismo permanente generó más de 300 mil regulaciones que terminaron por sofocar al mismo pueblo que decían defender.

Entonces, ¿todavía se preguntan por qué ganó un candidato que centralizó su narrativa de campaña en la palabra Libertad?

La argentina que madruga dijo basta, de la manera que podía y con las opciones que tenían para elegir. Claramente, esta gran parte de la sociedad no solo le dijo no al resto de los candidatos sino que le dijo NO AL SISTEMA, no al Estado por sobre el individuo. Sí, a la libertad, que si bien es un concepto abstracto, en esa palabra justamente se cifra el hartazgo de 20 años de régimen.

Tandil no fue la excepción, al contrario, los números fueron escandalosamente superiores, saliendo victorioso Milei con más del 60%. No parece ilógico que se vote por libertad en una ciudad donde se levantaban terraplenes en los ingresos que impedían que los ciudadanos pudiéramos circular libremente, mientras los negocios abrían o cerraban de acuerdo a un sistema de ‘colores’ (¿?) donde de pronto una semana podías jugar al fútbol pero al pádel no, y a la siguiente tenías que ponerte el tapaboca para ir al baño del bar, pero cuando te sentabas te lo podías quitar, mientras una sirena apocalíptica indicaba que era hora de ‘meterse adentro’.

Mirá también  Casi 50 emprendimientos recibieron aportes económicos

Es incuestionable que una inmensa mayoría de los tandilenses encontró en esta idea de libertad un soplo de aire fresco a una dinámica política de la cual también se siente de alguna manera cautivo desde hace 20 años, y en esta oportunidad, parecen haber comenzado a crujir los eslabones.

Un Intendente de discretas gestiones que se presentó como la garantía institucional ante la amenaza de un peronismo que, por más que se pinte de rosa y guarde el bombo, Tandil tiene bien claro que no quiere. Internamente, en el radicalismo, los jóvenes que se mostraban como la renovación ya van peinando canas, a la espera de que esta vez, ¡por favor, sí sea la última!

Así venimos hace al menos tres gestiones, ‘presos’ de una dinámica política que, en esta oportunidad, una parte de los tandilenses se animaron a romper poniendole fichas al vecinalismo de “Acción Tandilense”, quien deberá ahora demostrar con hechos que son parte de una nueva expresión de la política.

¡No hay plata!

En tiempos de escasez, la verdadera grandeza de los líderes políticos se revela no en el hecho de recortar, sino en la capacidad creativa de administrar correctamente los recursos para servir a aquellos que más lo necesitan y permitir que el resto trabaje libremente.

Será necesario dialogar mucho para llegar a estos consensos. Aquí veremos cuánto de políticos tienen realmente. También implicará un baño de humildad para aquellos que estaban acostumbrados a centralizar el poder y la toma de decisiones.

La austeridad no solo debe ser una respuesta a la falta de recursos, sino una oportunidad para repensar el papel de los políticos como verdaderos servidores públicos y no como líderes omnipotentes que deben “conducir” a un rebaño.

Y como dijo Don José de San Martín:

‘Si somos libres, todo nos sobra’

  • Nicolás Arizcuren es: guionista y escritor. Asesor creativo y creador de contenidos para empresas y diplomado en Comunicación Política ACEP-KAS, con enfoque en campañas electorales.

Otras notas del autor:

Dejá tu comentario

Donanos un cafecitoSi te gustó nuestro contenido

En Enfoque de Negocios el 80% de nuestros contenidos son originales. Somos un emprendimiento tandilense que apuesta por brindar información y análisis objetivo sobre lo que sucede en la ciudad y la región.

Si te gusta lo que hacemos, y lo valorás, podés ayudarnos con una donación a través de la aplicación Cafecito.

Donar en Cafecito

También podés escribirnos y darnos tus comentarios sobre nuestro producto a info@enfoquedenegocios.com.ar ¡La crítica nos ayuda a mejorar!