El marketing digital y las redes sociales se volvieron indispensables para negocios y comercios de cualquier tamaño.

El avance de las redes sociales sobre las mencionadas .com o páginas web comerciales hace abrir un debate sobre cuál de las 2 es más importante. ¿Se complementan? ¿Tener redes solamente alcanza?

Uno de los principales objetivos del Marketing Digital es atraer a nuevos clientes. Las Redes Sociales pueden tener el efecto de crear conciencia de que nuestra organización y productos existen y por ende atraer a nuevos visitantes.

El problema es que no todas las personas que nos ven en las redes sociales, tienen la necesidad inmediata de usar nuestros servicios o productos.

En cambio, el contenido que está en nuestro sitio web, uno lo puede buscar por afuera de las redes sociales. Más precisamente en los buscadores como Google. Estas búsquedas especificas se denominan búsquedas orgánicas. De esta manera si alguien busca un producto o servicio en la web aparecerán en primeros lugares aquellos contenidos que estén en un sitio web o en su defecto en un blog, estos aparecen antes de los que se encuentran solamente en las redes sociales. Esta persona que realizó la búsqueda ya tiene la necesidad de resolver su problemática buscando nuestros servicios o productos específicamente. La gente usa las redes sociales también para otros fines. Si bien es importante estar, se pierde entre otras publicaciones de tendencias, economía, política o simplemente situaciones sociales.

Si bien es cierto que con las redes sociales se puede llegar a un gran número de personas, el sitio web otorga prestigio a tu negocio, aumentando el nivel de confianza y por tanto las ventas del mismo. ¿Por qué es esto?, la creación de una fan page está al alcance de cualquier usuario convencional de redes. Esto hace que tener una web propia desarrollada y amoldada a nuestras necesidades de un margen más de seriedad como así también tener la ventaja de agregarle diferentes solapas, cargarle información y darle la estética que queramos. Esto a la larga hace una diferencia puesto que las redes nos dan las herramientas, pero son limitadas e igual para todos los usuarios sin lograr una distinción.

Mirá también  “Casi sin advertirlo se hizo la hora del taller de teatro”

Cualquiera puede tener una página web ya que no está dada por el tamaño de la empresa o emprendimiento. Sea MiPyMes o una gran compañía, todos pueden tener su sitio web.

Hay que tener en cuenta que una vez dentro de nuestra web, el cliente se tiene que encontrar satisfecho con la misma. Del mismo modo que cuando entramos en un local comercial a veces tenemos ganas de salir por el ambiente del mismo, con un sitio web pasa lo mismo. Todos nos hemos encontrado en la situación en la que visitando una web nos hemos querido ir al instante o, por el contrario, otras que te invitan a navegarlas durante horas. Esto está relacionado a las tendencias del mercado en lo que respecta al diseño gráfico y convenciones.

Por ejemplo, si tenemos un emprendimiento relacionado al bienestar como spa, cabañas, centro de estéticas no es conveniente que estas sean de color negro. En caso de tener música debe ser tranquila. Con este último punto se ha dado que con el correr de los años fue necesario agregar el botón de pausa. Con el sonido, puesto que la concentración de uno es cada vez más volátil, uno puede sentirse cansado o desconcentrarse mas rápido y querer salir de la web. En cuanto a estética, se suelen usar no más de 2 o 3 colores. Es conveniente no utilizar tantos flyers o banners en movimiento que también invitan a desconcentrarse. Siempre es bueno saber la ubicación, galería de imágenes, foto producto y cuestionario de consultas para lograr un feedback con el cliente. Esto te ayudará a conocer cuáles son las inquietudes, percepciones y expectativas de los clientes, en favor de la empresa.

Mirá también  ¿Cuáles son los mejores horarios para publicar en redes sociales?

Las webs poseen una relación costo bajo a comparación de otros medios de publicación. Perduran más en el tiempo y son accesibles para modificarlas. Los valores de un sitio web varían según la cantidad de solapas que tenga y la información a cargar. También si se realizan de manera autoadministrable. El dominio o nombre de la web tiene un costo anual y siempre es bueno contratar un hosting pago que es el que nos da el soporte para que se almacenen los datos de nuestra web y esté siempre online.

Podemos llegar a la conclusión de que es necesario tener un sitio web como así también estar presente en las redes sociales. Ambas se complementan para el crecimiento de nuestra empresa o emprendimiento.

Dejá tu comentario