Con un nivel de ocupación alto y similar a otros años, nuevamente Tandil se ubicó como uno de los puntos principales a elección de los turistas. Repasamos algunos aspectos junto a referentes del sector en cuanto al cambio de comportamiento con respecto a estadías, gastronomía y consumos.

La ocupación estuvo casi al 95% sólo con algunas noches sueltas. Dado que lo que antes se reservaba por 7 días o 15 días, desde los últimos años a esta parte, las personas deciden quedarse promedio 3 noches, según los indicadores. Esto se debe a dos motivos principales: primero, la cantidad de plazas turísticas que hay en el país. Año a año surgen propuestas nuevas tanto dentro de la Provincia de Buenos Aires como en el resto del país lo que hace que se genere más variedad a la hora de la elección de dónde poder descansar algunos días. Y segundo, a esa variedad de plazas se le suma la cantidad de feriados lo que permite una “escapada” varios fin de semana en el mismo año en lugar de hacerlos 7 o 15 días de corrido en el mismo lugar una sola vez por año.

En el caso de los turistas que tiene la posibilidad de tomarse más días han elegido también hacer un turismo “de paso”, personas que deciden pasar por nuestra ciudad 2 o 3 días y seguir hacia otros destinos como por ejemplo Mar del Plata.

Por supuesto que siempre esta presente el factor económico. Esto se ve mas reflejado en la gastronomía dado la cantidad de veces que los turistas deciden ir a “comer afuera”. En ese sentido cuidan más el bolsillo. En cuanto al sector gastronómico sigue siendo airoso dado que la rotación de los turistas hace que las plazas económicas puedan seguir trabajando, ya no con las mismas personas, sino con las que vienen cada dos o tres días.

Mirá también  “Casi sin advertirlo se hizo la hora del taller de teatro”

En los establecimientos hoteleros que poseen sala de reuniones se pudo observar una convivencia entre el turismo y eventos empresariales durante la semana y el  fin de semana fue 100% turístico.

En cuanto a los paseos turísticos, Bruno Cerone, referente de turismo en la ciudad sostuvo que “la gente está dispuesta a hacer alguna excursión, sube en la aerosilla pero lo bueno es que hay muchas actividades sin costo, todos los paseos son abiertos, hay lugares donde se puede ir a caminar sin necesidad de gastar tanta plata”.

En los aspectos a mejorar se habla de la accesibilidad: el turista en su gran mayoría decide no tomar la Ruta 3 dado que no posee autovía y en días hábiles se sigue conviviendo peligrosamente con los transportes de carga. Por este motivo muchos turistas que provienen de Buenos Aires deciden venir par la ruta 2 pero se convierte en 70 km más.  También la carencia de vuelos comerciales ó sierras sin acceso a ellas. ¿A qué nos referimos con eso? Sacando los paseos públicos como el Centinela, Paseo los Pioneros o el Cristo no hay libre acceso a las sierras para realizar, por ejemplo trekking y que se permita realmente convivir con ese maravilloso entorno.

Otros de los aspectos es tener un turismo que soporte el mal tiempo, cómo por ejemplo ofrecer afrontarlo con más centros comerciales ó incrementar plazas teatrales.

Dejá tu comentario