Miguel Ponce, junto a su Sra. Patricia Fernández y sus hijos, no cuenta de su emprendimiento familiar que ya lleva 8 años.

“Nuestro emprendimiento nació en 2011, donde fabricábamos y vendíamos artículos de artística y decoración; le proveíamos a varios negocios, pero no crecíamos mucho y es como que no estábamos cómodos” manifiesta de arranque Miguel.

Luego de un tiempo comenzaron a asistir a la feria en el Centro Cultural Universitario y es ahí donde tomaron la decisión de no vender más a los negocios sino vender al publico en forma directa. Con productos de muy buena calidad y al mejor precio posible. Al quitar al intermediario les permitió que sea más rentable y lo más importante era empezar a beneficiar a mucha gente que compra este tipo de artículos dado que le bajaba los costos considerablemente.

“Fue un acierto gigante, evolucionamos muchísimo. Nuestros clientes hace mucho que nos compran, la recomendación es muy alta y seguimos con la misma idea, y mucho mas contentos al trabajar de esta manera en forma directa se genera una cadena muy fuerte entre nosotros y la gente logrando fidelidad y confianza” comenta a ENE.

Están convencidos que se puede crecer ayudando a evolucionar a otros: “nuestro presente es el resultado de haber confiado en eso, siempre y llevarlo adelante” hace hincapié.

El emprendimiento familiar se encuentra ubicado en Montiel 1160 de nuestra ciudad: “Trabajo con mi señora y mis hijos, fabricamos artículos en fibrofácil y madera para artística y decoración”.

“Nuestro publico es variado. Hay emprendedores y emprendedoras que compran artículos para pintar, también Escuelas de Arte, talleres de arte, profesores y estudiantes de las carreras afines, como son los pertenecientes al I.P.A.T. y Polivalente”. El publico en general siempre encontrará productos de buena calidad y también las ultimas tendencias para decoración.

Mirá también  Octubre 29, Taller de Introducción a Finanzas de corto plazo

El proyecto es seguir creciendo, seguir aprendiendo a solucionar inconvenientes, sumar más publico en Tandil y expandirse a la zona. “El desafío más grande es seguir con el compromiso de ayudar a crecer a nuestro publico. Si ellos crecen nosotros también, tanto económicamente y personalmente forjando lazos irrompibles” concluye Miguel.

Dejá tu comentario