¿El sistema jubilatorio actual es viable?

sistema jubilatorio actual
Escuchar esta nota
Getting your Trinity Audio player ready...

El sistema jubilatorio actual y su viabilidad

Días atrás se presentó el debate sobre el sistema jubilatorio actual y un posible nuevo régimen. El proyecto impulsado por el oficialismo propone una moratoria provisional, convalidando un sistema de reparto permanente. Según datos de la ANSES, en los próximos años podrán jubilarse 800 mil personas que no tienen los 30 años de aportes.

Desde “Diálogos sobre la sociedad, las cosas y las personas”, trasmitido por Radio Tandil, analizaron cómo impacta en escala social el sistema actual, donde mucha gente queda afuera del trabajo formal porque el sistema laboral es tan costoso por cómo está diseñado el sistema tributario, que muchas actividades de baja productividad no pueden formalizarse, por lo cual hay personas que han trabajado toda su vida en negro.

Ante esta premisa, los integrantes de la mesa de análisis y reflexión sobre actualidad compartieron algunas apreciaciones sobre el rol del Estado. Entendiendo que este reconoce que se ha creado un sistema que deja a personas trabajando en negro, a través de acciones concretas como cuando se promocionó la salada de Angola, también existen la promoción de baja productividad a través de programas municipales. Se ha asociado como una especie de formalización de lo informal, la llamada economía popular.

En paralelo hicieron un repaso sobre sistema jubilatorio antes de la existencia del modelo actual.

“En ausencia de un sistema jubilatorio, lo que se trataba de hacer de joven era acumular activos para financiar su retiro y con ello se acumulaba capital y se ahorraba. Entendiendo que la contrapartida del ahorro es la inversión” expresó Daniel Hoyos, desde “Diálogos”.

Y subrayó que, “esto implicaba alta incertidumbre porque los países entraban en guerra, quitaba capacidad laboral a varias personas, en el fondo no era socialmente viable, por lo cual se comenzaron a pensar los sistemas jubilatorios. La idea era prever a los sectores más expuestos a esa incertidumbre, no estaban pensando solamente en las personas pobres o afectadas por la guerra, lo pensaban como algo complementario”.

 ¿Cuál es el mejor mecanismo?

Con ánimos de compartir posibles mecanismos para un sistema jubilatorio efectivo, Hoyos comentó que, “la cuestión solidaria es sumar otro impuesto al trabajo y otros recursos tributarios y pagar las jubilaciones de ahí. Reciben la jubilación los que cumplen determinados requerimientos, que serán 30 años de aportes, estar en blanco, pero eso no garantiza que el nivel de jubilación sea digno, sino simplemente va a depender de las condiciones económicas del momento, de la pirámide, de las circunstancias políticas”

El especialista en economía y finanzas, reflexionó, “en cambio, si nosotros comparamos con el sistema pre jubilatorio de reparto y le incorporamos un sistema de capitalización, va a implicar simplemente la creación de activos. Nada más que en un esquema dirigista, el sistema de capitalización global o individual va a depender de si hay administradores del fondo de pensión, si hay sistemas bancarios, va a depender del diseño, pero no va a depender de una decisión política”

Y aseguró que, “en un sistema donde te prometen un ingreso que no está asociado a tu esfuerzo, si no a cumplir determinados requisitos formales que te garantiza la existencia de un ingreso futuro (que es incierto y a largo plazo de difícil estimación), lo que hace es desincentivar la decisión de ahorro. Si la sociedad ahorra menos se produce menos capital y se reduce la productividad, por lo cual, también compromete la promesa futura porque si hay menos productividad habrá menor ingreso”

Hoyos enfatizó, “básicamente estamos pensando en un seguro, en hacer un pago para garantizar un determinado ingreso futuro que será emergente ante la ocurrencia de una eventualidad” y explicó que, “en este caso el evento es la vejez, la caída de la productividad. El punto es que quién no debería depender de esa jubilación porque tiene activos o por el motivo que sea, va a tener fuertes incentivos para no realizar pagos actuales a costa de no recibir esa jubilación. Por lo cual quienes van a ingresar al sistema son aquellos que no están en esas condiciones y no realizan aportes, por lo cual, el sistema termina autodestruyéndose”.

Para darle un cierre al debate radial, Hoyos compartió un breve balance final, “vemos a nuestras clases dirigentes discutiendo y consensuando que ese es el sistema. Lo que ha demostrado acá es que es inviable en términos teóricos. Lo ejecute quien lo ejecute se va a caer. Se promete una jubilación que es equivalente al 82 % de los ingresos como activo, eso es inviable porque ese número surgió aleatoriamente porque siempre se va alterando a través de malas liquidaciones que terminan judicializadas. La razón pública o la imagen de lo público, deriva en una contradicción y no puede darnos otra cosa que fracaso”.

Dejá tu comentario

Donanos un cafecitoSi te gustó nuestro contenido

En Enfoque de Negocios el 80% de nuestros contenidos son originales. Somos un emprendimiento tandilense que apuesta por brindar información y análisis objetivo sobre lo que sucede en la ciudad y la región.

Si te gusta lo que hacemos, y lo valorás, podés ayudarnos con una donación a través de la aplicación Cafecito.

Donar en Cafecito

También podés escribirnos y darnos tus comentarios sobre nuestro producto a info@enfoquedenegocios.com.ar ¡La crítica nos ayuda a mejorar!