¿Podemos hacer algo para aminorar el impacto de la economía del país en nuestro bolsillo? ¿Podemos aislar la economía familiar o de nuestro negocio de la crisis? Enfoque de Negocios consultó con un especialista, Luciano Legnoverde, que nos transmite algunos conceptos importantes para atravesar la incertidumbre actual.

Luciano Legnoverde es licenciado en economía especializado en economía del comportamiento en postgrado en Praga. Desde hace 10 años trabaja en el país como consultor financiero de empresas y particulares, brinda charlas y es columnista en un programa radial conducido por Juan Di Natale.

En vísperas de una posible visita a la ciudad, Enfoque de Negocios consultó a Legnoverde sobre las posibilidades de reducir el impacto negativo en la economía familiar de los argentinos de la situación actual. “Estamos en un contexto económico complejo, pero nuestras decisiones pueden mejorar o empeorar nuestra situación particular, por lo tanto entender lo que está pasando en la economía y tener un pensamiento lógico y racional, nos ayuda a tomar las mejores decisiones posibles. Todos podemos cambiar nuestra economía si cambiamos la manera en la que tomamos decisiones; es una ciencia que mientras más se difunda más damos la posibilidad de que personas y empresas mejoren su situación” comenta Legnoverde.

En cuanto a las economías domésticas, “luego de las PASO el país se empobreció un 50%, está en recesión y la inflación del 2019 se espera que cierre en aproximadamente un 54% anual; este contexto nos afecta a todos, pero sin dudas que aquel que tiene deudas (tarjeta de crédito, préstamos, planes de ahorro)  hoy tiene menos margen de decisión porque tiene comprometidos sus ingresos futuros. Esto restringe su poder de decisión hoy. En cambio, el que no tiene deudas o aquel que tuvo la suerte de ahorrar, hoy tienen mayor posibilidad de decisión respecto a su propio dinero; puede aprovechar la tasa de interés a su favor, con un plazo fijo o esperar posicionarse en USD esperando una mayor depreciación del peso. Como sugerencia podría decir que hoy conviene ser ahorrista más que deudor: ordenar los números e intentar reducir las deudas sería una recomendación valida en este contexto” explica Luciano.

Mirá también  Reunión entre el intendente e industriales por el Día de la Industria

Las pymes también se ven afectadas por este contexto: ven reducidas sus ventas por la caída del producto bruto interno y la recesión, a su vez que aumentan los costos. En este punto es necesario conocer la situación de cada una, pero ciertas recomendaciones pueden ser generales: “llevar un detallado presupuesto, hacer un control luego sobre el presupuesto, conocer el punto de equilibrio, conocer la rentabilidad de los productos que se venden, conocer los costos de financiación y cuidar el capital de trabajo son prioridades” advierte.

También explica que hay que “buscar el equilibrio entre estoquearse para ganarle a la inflación, pero no tanto, porque se proyecta recesión para el 2020. Esto hoy es clave, en un marco donde no hay que perder el foco de conseguir clientes en un mercado que se reduce. A veces el día a día nos lleva a desfocalizarnos del plan de negocio que se tiene, se pierde el eje, se pierde el sentido del negocio, y uno como líder se encuentra tapando agujeros. Sin embargo el foco tiene que ser siempre el mismo: buscar clientes, aumentar el poder de mercado,porque el mercado se está reduciendo. Para esto también es importante tener un buen equipo de gestión, un buen conocimiento de la situación particular de cada uno y después llevar a cabo un plan para llegar a la mayor cantidad de clientes posibles” analiza el especialista.

“Tanto desde la perspectiva familiar como la pyme, hay muchas variables de las que no tenemos control, como puede ser la inflación, el PBI, el tipo de cambio, etc. Son cosas que, como decía, no podemos controlar; pero sí podemos controlar otras, cómo cuanto puedo gastar, cuánto puedo ahorrar, cómo invertir, cómo gestionarme. En este sentido, si bien estamos esperando que el gobierno haga algo frente a esta situación general, hay que mirar para adentro para ver qué puedo hacer yo frente a este contexto” finaliza Legnoverde.

Dejá tu comentario