La renovación de equipos de trabajo es una manera recomendable de capitalizar un préstamo.

Préstamos en el mercado: el contexto

 

Muchos emprendedores se preguntan si es un buen momento para tomar decisiones de impacto como puede ser la toma de un préstamo, en un momento donde el gobierno intenta estimular la economía mediante distintas medidas, y ante la incertidumbre que genera la pandemia en cuanto al comportamiento social y el futuro.

Entre las mencionadas medidas se encuentra el lanzamiento a través de AFIP por parte del gobierno nacional de préstamos a tasa cero, así como los bancos Nación y Provincia han disponibilizado líneas de créditos para inversión y capital de trabajo. Estas oportunidades hace que muchos se cuestionen si es una herramienta prudente y útil para financiarse.

 

¿Tomo un crédito o no lo tomo?

En medio de una pandemia, con una economía golpeada y una sociedad expectante, esta es la pregunta que se hacen muchos emprendedores y pequeños empresarios. Frente a esta pregunta y en medio de este contexto, Enfoque de Negocios ofrece cinco aspectos a tener en cuenta si estás decidido a sacar un crédito, ya sea para un crédito tasa cero de los que describimos como para cualquier otro que estés analizando en el mercado.

 

  1. Conocer tu negocio

El primer consejo antes de encarar cualquier préstamo es, sin lugar a dudas, tener una administración financiera ordenada, conocer los números del negocio y poder armar una proyección a no menos 12 meses. Esto es fundamental para nosotros como emprendedor, pero es recomendable también pedir ayuda a un profesional llegado el caso y si es posible.

  1. Previsualizar el futuro

Es importante para el emprendedor tener una mínima estimación de cómo van a seguir las ventas y ganancias en el corto y mediano plazo en tu rubro. Es cierto, nadie tiene la bola de cristal, pero es importante conocer las tendencias de nuestro mercado y lograr alguna perspectiva de lo que nos tocará sortear.

  1. Costo concreto

Debemos sentarnos a calcular el costo financiero total de tomar el crédito que estamos considerando (esto es, comisiones, intereses, gastos, etc.). En el caso de acceder al crédito tasa cero, es muy aconsejable tomarlos desde ya. Aquellos créditos a tasa fija que cuya tasa esté por debajo de la estimación de la inflación, también es aconsejable tomarlos.

 

  1. Relación inflación vs. ventas

En función de las publicaciones de los especialistas en macroeconomía, se espera una inflación significativa (incluso se habla cada vez más de una posible devaluación). De ocurrir esto, ayudará a los tomadores de crédito ya que las cuotas de dichos créditos van a ser cada vez más bajas en relación a las ventas.

  1. ¿Para qué vamos a usar el dinero?

Finalmente, no perder de foco el destino del dinero adquirido. Recordemos que lo más importante es capitalizar el negocio: ya sea con más mercaderías, con bienes de capital que ayuden a mejorar la rentabilidad o a cancelar créditos que se tomaron en peores condiciones (como puede ser tomados con UVA o a tasa variables, con vencimientos más cortos o con cuotas atrasadas que, a medida que pasa el tiempo se tornan impagables).

 

En conclusión, si tengo ordenados los números de mi negocio, mis proyecciones de los volúmenes de las ventas van a estar por lo menos iguales al año en curso, y pienso que se van a dar las estimaciones macroeconómicas que se manejan, es un buen momento para tomar un crédito a tasa fija de hasta un 35% anual a por lo menos doce meses.

Dejá tu comentario