La Meditación Mindfulness es una terapia complementaria a través de la cual, quienes la practican, pueden lograr diferentes beneficios en su vida cotidiana. Enfoque de Negocios dialogó con Daniel Horacio López, neurólogo radicado en la ciudad de Tandil, que desde hace cinco años se dedica a esta terapia.

Los pilares de Mindfulness son la atención plena, la conciencia atenta al momento presente de forma voluntaria sin juzgar y con la mente abierta, la empatía y la compasión por el otro. Las raíces de esta práctica provienen del budismo aunque en occidente se ha despojado al concepto de todo componente religioso, siendo compatible para personas de cualquier religión. El concepto hace referencia a la conciencia plena, a la práctica de tomar conciencia del momento presente y de la realidad circundante.

Científicamente se ha comprobado la utilidad de esta terapia para modificar a nivel cerebral el comportamiento de los pensamientos y la forma en que estos inciden en nuestra vida en forma de reacciones, emociones y decisiones. Distintos estudios realizados en personas que meditan Mindfulness desde hace tiempo han demostrado cambios significativos entre aquellos que nunca meditaron e incluso entre quienes han comenzado a meditar hace poco.

Desde hace tiempo se sabe que cuando le pasan cosas al cerebro le pasan cosas a la mente pero desde hace menos tiempo se sabe que cuando le pasan cosas a la mente hay modificaciones en el cerebro, modificaciones que son químicas, anatómicas y fisiológicas” explicó el médico en neurología López. Esto se comprende bajo el concepto de neuroplasticidad cerebral: la capacidad que el cerebro tiene de amoldarse a través de su experiencia a situaciones nuevas.

Mirá también  Medidas en la ciudad contra el coronavirus: se cancelan las ferias de Semana Santa

Mindfulness

En este sentido, la meditación que propone Mindfulness se orienta al ejercicio de la mente con el fin de cambiar los circuitos cerebrales para llevarlos de otra manera, en otra dirección y a otra velocidad, lo cual repercute de forma directa en aquellas situaciones de estrés y conflicto vividas en un entorno personal y profesional. “En resonancia magnética funcional está comprobado que los meditadores tienen zonas cerebrales menos hiperactivas y menos anormales que los pacientes que presentan diagnósticos de estrés y depresión, entre otros problemas y a su vez, tienen zonas más ejercitadas que otras personas que padecen estas dificultades” aseveró el neurólogo.

No es ninguna novedad que el ritmo de vida actual genera desventajas a nivel personal y profesional, la practicidad de la hiperconectividad y el multitasking (hacer varias tareas a la vez) tiene su costo y se traduce en conflictos interpersonales, laborales y académicos. Así lo sostuvo López quien explicó que “la atención es una función cerebral y como tal, si vos haces una sola cosa le estas poniendo el 100% de tu atención a esa actividad, si vos haces dos ya cada una tiene el 50% y el 50% (o si vos queres el 80% y el 20%) pero a la que le estas dando más importancia no le estas dando el 100%”. Esta lógica explica que uno tenga más errores al hacer varias cosas al mismo tiempo o al dedicar pensamientos a distintas situaciones lo cual genera, en muchos casos, bajo rendimiento laboral, errores permanentes en trabajos entregados y la falta de tolerancia al entorno personal o profesional. “Mindfulness es el antídoto a todo eso porque trata de que hagas una sola cosa por vez, que tu mente este en el presente y no en el pasado ni en el futuro y que, al estar en el presente, estés atento a una cosa sola para hacer esa sola cosa bien” señaló López.

Mirá también  "Comprá Tandil Online", un programa que apoya el emprendedorismo en tiempos de pandemia

A nivel empresarial, esta práctica logra que la persona esté más serena, más despierta y atenta, por lo tanto estará más concentrada. Si está más atenta y concentrada tendrá más memoria y si tiene esas tres cosas será más efectiva en su trabajo, sea el que sea. A su vez, a través de Mindfulness, la persona se  transforma primero en líder de sí mismo y luego, si fuera jefe, gerente o dueño de la empresa mejorará también su relación con los demás, con la gente a la cual tiene a cargo, dejará entonces de ser jefe desde arriba para ser un líder positivo. “Muchísimas empresas están incorporando Mindfulness y ya hay muchas en el mundo que tienen este tipo de meditación en su curricula de trabajo y ofrecen salas de meditación Mindfulness como es el caso de Google que incorporó esta práctica en los últimos diez años”.

En Argentina ya hay empresas multinacionales y universidades privadas que han incorporado esta terapia complementaria como valor agregado para la formación académica y profesional de sus miembros.

Dejá tu comentario