En 2017 dejó su trabajo de contadora, salió de su zona de confort y creó Astrotarot. Cómo fue el camino de lo racional al mundo de la astrología, el tarot y las energías, por qué decidió abrir este espacio y qué la motiva a buscar orientar a otras personas a través de charlas y conferencias.

Y un día de 2017 los números se convirtieron en astros, las planillas en cartas, los símbolos de la calculadora en lunas y signos y los cálculos en energía e intuición. Ese día Lucrecia Mirabella dejó su trabajo en un estudio contable, la tranquilidad económica de la relación de dependencia y su zona de confort. Ese día pateó bien fuerte el tablero: no solo se lanzó al mundo del emprendedorismo sino que lo hizo dando vida a Astrotarot, un espacio en donde realiza sesiones personalizadas de Tarot, dicta clases y ofrece charlas y conferencias y, además, busca ayudar a las personas a vivir de una forma distinta. En una charla con ENE, Lucrecia habló de su pasión, del camino realizó para convertirse en emprendedora y de sus pro y sus contras.

̶¿Cuál es tu primer recuerdo relacionado con la Astrología y el Tarot?

̶ Con la astrología desde que tengo recuerdo de la infancia, lo primero que leía en una revista, diario o lo que sea era el horóscopo. Y con el tarot desde los 18, tiraba las cartas en el comedor de la facultad.

̶ ¿Qué te impulsó a decidir convertirlo en tu medio de vida?

̶ Creo que lo único que tenía seguro en mi cabeza era que quería cambiar mi estilo de vida, y sin darme cuenta lo elegi….se me dio solo sin pensarlo.

̶ ¿Qué es Astrotarot?

̶ Es el resultado de un cambio hecho con amor y convicción, es un puente de comunicación y autodescubrimiento, para mí y para todos.

̶ ¿Qué hacías antes y qué te llevó a abrir este espacio?

Mirá también  MD Pinturas: reinventarse y emprender

̶ Antes me dedicada a los números, trabajaba en un banco, y anteriormente todo relacionado a eso, estudio contable, otro banco, consignatarias de campos, etc. Y un día me canse…me di cuenta que todo eso no era para mí, no me gustaba, cambie mis mandatos, los solté (risas).

̶ Cuando comenzaste con Astrotarot, ¿te imaginabas la repercusión que iba a tener?

̶ No, pero era lo que buscaba….siempre sentí que venía a que las personas me vieran, me reconocieran. No creo que haya alguien que no busque ser reconocida y más por hacer lo que te gusta.

̶ En una sociedad tan racional, ¿te costó abrir el camino hacia una propuesta distinta?

̶ Al principio si, por los prejuicios que hay sobre el tarot y todo lo que lo rodea. Más que nada el prejuicio lo tenía yo primero conmigo. Pero después todo fluye, más que nada si tenés el valor agregado de la empatía, la cual gracias a dios creo que una virtud que traigo muy arraigada y heredada (risas).

̶ ¿Cuáles son los pro y los contra de emprender?

̶ Los pro es que haces lo que amas, sos dueña de elegir quien ingresa a tu “empresa” y quien no, manejas tus horarios, tus gustos, todo lo elegís vos…los contra tal vez son muy pocos, si nos dejamos llevar por el control y el dinero diría que eso nada más, que el dinero ingresa del 1 al 30 y organizarse a veces cuesta. Pero solo es cuestión de orden.

̶ A la astrología y el tarot se lo suele relacionar con el mundo femenino. ¿Es un prejuicio o es realmente así? ¿Por qué?

̶ Habitualmente se lo ve como algo de mujeres, pero día a día los hombres están teniendo más acercamiento, más que nada al Tarot. Creo que es un tema de prejuicio y también de miedo a lo desconocido.

Mirá también  Kulture: crecer en medio de la pandemia

̶ Muchas astrólogas aseguran que la astrología trabaja en pos del empoderamiento de las mujeres. ¿Creés que es así? ¿Por qué?

̶ No, la astrología trabaja para decirlo de una manera, en post del universo, los planetas están ahí para guiarnos, también a veces son predictivos, y nos muestras otra cara de la situación que no es tan mundana ni espiritual, sino galáctica

̶ ¿Fue difícil construirte como emprendedora siendo mujer? ¿Qué obstáculos encontraste?

̶ Todo cambio, produce consecuencias, creo que lo más difícil fue encontrarme con otra Lucrecia transformada, en todo sentido, corporal, mental y espiritual, y aceptarla porque ya era inevitable. Y el obstáculo más grande es uno mismo, que se pone trabas o viejas creencias, como excusas para no dar lugar a lo que ya está sucediendo.

̶ ¿Qué es lo que más disfrutás de tu trabajo?

̶ El abrazo de despedida que me dan los consultantes, las alumnas o los oyentes que van a mis charlas…es muy reconfortante sentir que algo ayudaste, que un poquito mejoraste o ayudaste a mejorar ese presente de esa persona.

̶ ¿Qué te empujó a orientar a otras personas a través de las charlas?

̶ Si te digo una causa en particular, te estaría mintiendo, creo que las charlas vienen de muy dentro mío, pero de manera de mensaje…es una necesidad imperiosa de contar partes de mi vida, para motivar a la gente a que no se sienta mal por vivir situaciones similares…y entre todos poder sacar una conclusión. Y así sobrellevarlas, aceptarlas para después sanar.

̶ ¿Qué consejos les darías a otras mujeres que están pensando en emprender?

̶ Anímate a romper estructuras, a hacer lo que te gusta. Proba, y si no es…seguí probando, que no pasa nada si volvemos para atrás, ¡a veces es solo para tomar envión!

Dejá tu comentario