Fotografía: Pablo Añeli

Continuamos en Enfoque de Negocios nuestra recorrida por los diferentes sectores productivos de Tandil. En este caso, nos adentramos en la actividad porcina mediante una entrevista a integrantes del Clúster Porcino para conocer el panorama del sector, que con 1150 trabajadores directos es uno de los que más empleo genera en la ciudad.

 

¿Qué es el Clúster Porcino de Tandil?

Victoria de Estrada (Coordinadora CPT): El Clúster Porcino de Tandil integra profesionales y asesores técnicos de los eslabones de la cadena productiva: la producción de cereales y oleaginosas para consumo animal; la elaboración de alimentos balanceados para cría de cerdos; las granjas y criaderos de cerdos de diversas escalas; el Centro de inseminación artificial porcina y el Centro Genético; los frigoríficos elaboradores de carne porcina y las fábricas de chacinados y embutidos.

Tres instituciones son las que conforman al Clúster: la Asociación de Productores Porcinos de Tandil (APPORTAN), el Grupo de Técnicos y Productores de Cerdos del Sudeste de la Provincia de Buenos Aires (GTPC) y Consejo de la Denominación de Origen del Salame de Tandil (DOT).

APPORTAN está integrada por 21 establecimientos, y desde el año 2012 tiene como objetivo bregar por una producción sustentable, mejorando aspectos técnicos, intercambiando conocimientos y aumentando el volumen de producción primaria.

El GTPC comienza en 2008 con el objetivo principal de capacitar y entrenar a los operarios de las granjas porcinas. Actualmente cuenta con la participación de 23 granjas (sumando más de 20.000 madres) y 24 empresas adherentes.

La DOT se obtiene en 2011, luego de 15 años de arduo trabajo conjunto. El Consejo reúne a todas las fábricas de chacinados que producen el Salame de Tandil DOT en la búsqueda de proteger esta producción típica ligada al patrimonio cultural de la región.

Si bien es en 2014 cuando el grupo comienza a trabajar de una manera más organizada, con cronograma de reuniones, toma de actas y posteriormente contratando a una coordinadora, el grupo de trabajo como tal comenzó a reunirse por temas de interés común de la cadena allá por 2011.

Mirá también  El motor del país conmemora su día

¿Cómo está afectando el aislamiento al sector?

Fabián Amanto (Facultad de Ciencias Veterinarias): Hay una retracción en la demanda que está provocando inconvenientes de que se cargan menos jaulas que las que están disponibles de cerdo; esto va a traer problemas en la producción.

En sí, los procesos de producción en las granjas y en los campos no se alteraron, aunque se tomaron las medidas de protección necesarias para prevenir contagios entre las personas que trabajan en las mismas. En los frigoríficos se extremaron las medidas de seguridad, por ejemplo con control de temperatura, turnos, distanciamiento entre el personal, horarios rotativos para comer.

Federico Guatri (GTPC): Coincido con Fabián, en las granjas estamos funcionando bien, operativamente se disminuyeron todas las tareas o acciones que tenían contacto directo del personal y se aumentó la cantidad de vehículos para el transporte. De esta manera, hay menor cantidad de personal que están en el mismo momento en los lugares comunes, como vestuarios, almuerzo. Se activaron protocolos de higiene y desinfección más severos. Tuvimos que suspender las reuniones presenciales y las visitas a las granjas. Potenciamos las medidas de bioseguridad, esto es, medidas de manejo fundamentales a aplicar para prevenir la introducción y transmisión de enfermedades infecciosas a un establecimiento de cría de porcinos. Se otorgaron licencias a personas que reúnen las características de población de riesgo. Todos estos cambios generaron que los tiempos sean más apretados, y algunas tareas no críticas se dejaron de hacer.

Fotografía: Pablo Añeli

En la salida de animales encontramos algunas complicaciones, si bien hubo un flujo normal desde la granja, los frigoríficos estaban con problemas de capacidad productiva, al comienzo, por los feriados, sumado al ausentismo del 20 al 25 de marzo por el porcentaje que es población de riesgo, miedos o inseguridad personal, hasta el reacomodamiento de turnos, logística y demás. Cuando estos factores más o menos se pudieron acomodar se vio una fuerte caída del consumo por la falta de poder adquisitivo, el cierre de restaurantes, hoteles, cabañas, y el freno total del turismo. También el hecho de la suspensión de reuniones sociales. Las ventas de chacinados bajaron de manera contundente, lo que implica un aumento en el mercado de pulpa de jamón y paleta, y últimamente debido a la falta de reuniones y asados, lo mismo sucede con los cortes parrilleros.

Mirá también  La Mesa Multisectorial piensa en acciones para el postpandemia

En este contexto empieza a presentarse el problema de la falta de espacio en las granjas, empeorando los costos por problemas productivos (aumento de conversión alimenticia, esto se refiere a los kilos de alimento necesarios para reponer un kilo de peso vivo).

Perspectivas

Fabián Amanto: En las medidas a futuro, el mercado local va a ser difícil que repunte, hay mucha incertidumbre. En lo que se refiere a exportación hay buenas expectativas, sobre todo a partir de la posible demanda de Rusia y China, que empiezan a requerir alimentos: son mercados que tienen gran arrastre y Tandil ya venía generando exportaciones a estos mercados.

Federico Guatri: Las perspectivas se centran en promocionar el consumo en el mercado interno con precios accesibles, publicidad, ideas de recetas para incorporar distintos cortes. El mercado externo lo estamos pensando para el mediano y largo plazo.

¿Cómo puede la ciudadanía tandilense colaborar con el sector?

Creemos que mediante el consumo de la carne de cerdo; se puede incorporar esta carne más días de la semana. Hay cortes para cocinar todo tipo de recetas accesibles, por ejemplo para la preparación de milanesas, sandwiches de lomito, peceto o cuadril. La carne de cerdo tiene beneficios respecto a otras carnes, es rendidora, es económica.
La población de Tandil a su vez puede apoyar la producción local con la lógica de comprar en comercios de cercanía, sumándose a esta iniciativa para cuidar entre todos los empleos que genera el sector.

Dejá tu comentario