El uso en aumento de dispositivos tecnológicos aumenta la exposición a estafas electrónicas.

Esta nueva forma que han tomado las estafas, se denomina “Pishing”; y consiste en un conjunto de técnicas que persiguen el engaño a una víctima, ganándose su confianza haciéndose pasar por una persona, empresa o servicio de confianza, para manipularla y hacer que realice acciones que no debería realizar, como revelar información confidencial, hacer click en un enlace, o ir al cajero automático generar claves, token y entregárselas  al estafador.

El objetivo es robar información a través de fraudes, y de acuerdo a los casos reportados en la OMIC el engaño comienza a través de una llamada telefónica. 

Una vez que el “estafador” accede a los datos de la víctima, entra a su cuenta y genera préstamos de dinero que son otorgados por los bancos. Una vez depositados, los montos se transfieren inmediatamente a cuentas desconocidas.

Desde la OMIC aconsejaron que todas las personas que hayan sido contactadas telefónicamente con un argumento similar, se comuniquen de manera urgente con su entidad bancaria y hagan la denuncia en la Fiscalía, y a la Oficina Municipal de Información al Consumidor de Tandil al 08003330477 o por mail a consumidor@tandil.gov.ar.

Dejá tu comentario