Mientras la leche no solo aumenta de precio sino que escasea en las góndolas de los supermercados, la fábrica de lácteos recuperada lucha porque desde el gobierno provincial se prorrogue la ley de expropiación que vence en octubre para seguir trabajando.

Mientras La Serenísima subió nuevamente el precio de la leche esta semana y los grandes supermercados cuentan cada vez con menos marcas -al tiempo que limitan por cantidad la compra del sachet que está incluido en la lista de “precios cuidados”-, la gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal tiene en sus manos el futuro de la Cooperativa Nuevo Amanecer, una fábrica de lácteos recuperada en 2013 que hoy espera que se prorrogue la ley de expropiación que vence en octubre para seguir trabajando.

Con una trayectoria de más de 70 años, hoy la cooperativa, en manos de sus 144 socios –familias de Mar del Plata y Tandil que viven del Nuevo Amanecer de forma directa- produce queso cremoso, gouda, mozzarella, sardo, fynbo, queso rallado, yogures y leche enteros y descremados y dulce de leche. Además, cuenta con precios más accesibles en comparación a los de las marcas que se suelen conseguir en las góndolas de los supermercados. Por ejemplo, el sachet de leche entera La Serenísima ronda los 44 pesos, mientras que el de Nuevo Amanecer en oferta se consigue a 34 pesos.

Depender de la política.

“La expropiación está en manos de la Gobernación y del Ministro de Economía de la Provincia de Buenos Aires”, explicó a ENE Fabio Pandiani en referencia a María Eugenia Vidal y Hernán Lacunza. La ley provincial 14.663, que actualmente se encuentra vigente pero que vence en octubre de este año, garantiza la expropiación de todos los bienes donde funciona la empresa recuperada y permite que mantenga su funcionamiento.

Mirá también  Desde la Cámara Agroindustrial viajarán a Japón para potenciar el desarrollo de la marca de Quesos local

Sobre el accionar de la Cooperativa estos años y las gestiones que los propios socios vienen realizando para lograr la prórroga, Pandiani fue tajante: “Hemos presentado toda la documentación, el avance nos pidieron. La empresa fue tasada por el Estado en septiembre de 2017, o sea que fiscalía del Estado ya le presentó a la Provincia el valor real, que es inédito. Ninguna ley de expropiación llegó a ese paso, hemos presentado un balance de viabilidad económica y viabilidad social, seis años de crecimiento de la Cooperativa, donde lo social impacta más que en lo económico. Las habilitaciones, las mejoras que hemos hecho en la planta, todo lo que hemos podido hacer… y eso ha hecho un prontuario muy bueno. Que la Cooperativa continúe está en la decisión de la Gobernadora y del Ministro de Producción de la Provincia”, completó Pandiani.

Si bien se mantiene esperanzado sobre la posibilidad de que les otorguen la prórroga, Pandiani habló del desgaste que produce la gestión, que esta semana fue respaldada por el Consejo Deliberante de Mar del Plata a través de un proyecto aprobado por unanimidad. “A uno todo esto le duele porque después de seis años de demostrar que la Cooperativa es viable, volver a hacer todo esto, exactamente lo mismo… no es bronca, es dolor, nosotros tendríamos que estar pensando en producir y no en pelear una ley para poder seguir trabajando”.

Por último, el trabajador hizo referencia al apoyo y la preocupación de los productores locales de leche y a la quiebra de la empresa. “Los productores son la ventana de la viabilidad. No nos olvidemos que esta Cooperativa surge después de dos caídas de El Amanecer. Hoy hay una quiebra paralizada. Eso hace que afuera estén pensando «¿qué pasa si se termina la ley de expropiación? ¿Le sigo entregando? ¿Qué viabilidad hay?» Y no solamente les pasa a los productores, tenés también la gente que nos hacen insumos, la familia que está trabajando. Todo empresario que trabaja junto a la Cooperativa ve la ley de expropiación como una garantía, entonces nosotros también la peleamos para que ellos estén seguros de donde estamos parados, para que conozcan cada movimiento y cada paso”. “Pero ya no depende de nosotros. Depende de la política”, concluyo.

Dejá tu comentario