La historia del peso en Argentina y sus vaivenes

La moneda de curso legal, se mantiene desde siempre en el centro de la discusión económica.

historia del peso en Argentina
La historia del peso en Argentina
Escuchar esta nota
Getting your Trinity Audio player ready...

La historia del peso en Argentina y sus vaivenes

El peso argentino ha sido objeto de discusión económica a lo largo de la historia del país. De hecho, actualmente, la rápida depreciación de la moneda y la alta inflación son problemas económicos importantes.

Argentina ha tenido varias monedas a lo largo de su historia, comenzando con el peso moneda nacional en 1881. A lo largo de los años, el peso ha experimentado devaluaciones, inflación y cambios de nombre.

En 1991, se implementó la convertibilidad del peso con el dólar como medida para combatir la hiperinflación, pero generó distorsiones en la economía.

Sin embargo, la crisis económica y la escasez de dólares llevaron al fin de la convertibilidad en 2001. A partir de entonces, el peso ha experimentado fuertes devaluaciones y actualmente opera en el mercado de cambios como cualquier otra divisa.

En mayo de 2023, el tipo de cambio del peso argentino se había multiplicado casi 170 veces desde su inicio en 1992. Con una inflación en abril del 8,4%, anualizada en 108,8% —según datos del INDEC—, la rápida depreciación de la moneda argentina se ha convertido en uno de los principales problemas económicos del país.

Debido justamente a este historial y al desbordante escenario actual para la economía del país, uno de los candidatos a presidente de este año impulsa la dolarización, con la agudización de la crisis, como argumento central.

El peso no siempre se ha llamado peso y ha estado regido por numerosos sistemas desde al menos 1875, cuando se creó la Casa de Moneda, y crónicamente se ha visto afectado por períodos de alta inflación e incertidumbre.

Recorrido por la historia del peso en Argentina

Argentina ha tenido cinco monedas de curso legal a lo largo de su historia, de acuerdo con el Banco Central. La primera de ellas fue el peso moneda nacional, tal como mencionamos en las primeras líneas. Fue creado en 1881 por la ley 1.130, luego de la apertura de la Casa de Moneda.

Mirá también  Nacionales: El robo de autos a mano armada alcanza el 64,80% de los casos

Esta primera divisa buscó unificar las muchas monedas provinciales y nacionales que circulaban en el país, dejando en efecto una sola de alcance nacional y ligada al patrón oro.

Si bien el peso moneda nacional fue el de más extensa vida en la historia de Argentina, circuló hasta 1970, ya que una serie de crisis económicas y devaluaciones hicieron que sea reemplazado por el peso ley, llamado así tras el surgimiento de la ley 18.188. (equivalente a 100 pesos moneda nacional de entonces).

Sin embargo, el peso Ley, perdió también valor por la inflación y fue sustituido en 1983 por el peso argentino, que equivalía a 10.000 pesos ley.

De hecho, las décadas de 1970 y 1980 en Argentina estuvieron en parte caracterizadas por una alta inflación, y también el peso argentino fue reemplazado apenas dos años después, por el austral, en 1985.

Un austral equivalía entonces a 1.000 pesos argentinos, y la medida tampoco tuvo éxito, debido al proceso de hiperinflación en el que entró el país. En poco tiempo se devaluó fuertemente la nueva moneda.

En medio de un aumento de precios descontrolado y una nueva crisis económica, el austral fue reemplazado a partir de 1991 por una moneda denominada, otra vez, simplemente peso.

Pero, esta nueva moneda tenía una característica distintiva, a diferencia de las anteriores, la llamada “convertibilidad” con el dólar.

En este nuevo contexto, el peso no era solo equivalente a 10.000 australes, sino que también era equivalente a un dólar estadounidense. Esta medida fue usada como principal herramienta para combatir la hiperinflación. Sin embargo, su implementación aún genera debates y polémicas en el país por las múltiples distorsiones que generó en los precios y en la economía, incluidas las exportaciones.

Mirá también  Nacionales: El robo de autos a mano armada alcanza el 64,80% de los casos

La salida de la convertibilidad

Finalmente, los problemas económicos, impulsados sistemáticamente por la escasez de dólares, llevaron a una crisis que estalló en 2001 con el cese de pagos de la deuda y una recesión con desempleo masivo.

Con el estallido social, como manifestación de la profunda crisis que atravesaba a la inmensa mayoría de argentinos en aquel momento, incluyó la renuncia del entonces presidente, Fernando de la Rúa, a quien sucedieron cuatro presidentes en 11 días. Hecho que marcó la historia política y social del país a fuego.

Y, aunque la síntesis de esa crisis fue el fin del régimen de convertibilidad, no fue el fin del peso. La moneda que había comenzado a circular en 1992 sobrevivió, aunque ya no equivalía a un dólar: en 2002 hubo otra fuerte devaluación que llevó a la moneda estadounidense a cotizarse en 3 pesos en pocas semanas, y desde entonces el peso opera en el mercado de cambios como cualquier divisa.

La actualidad encuentra a la moneda nacional con un tipo de cambio oficial, regulado por el Estado, y múltiples tipos de cambio paralelos que se clasifican según el sector de la economía. Y también, claro, la cotización informal del peso frente al dólar y otras monedas, que funciona como un termómetro importante para conocer las expectativas de la población.

Dejá tu comentario

Donanos un cafecitoSi te gustó nuestro contenido

En Enfoque de Negocios el 80% de nuestros contenidos son originales. Somos un emprendimiento tandilense que apuesta por brindar información y análisis objetivo sobre lo que sucede en la ciudad y la región.

Si te gusta lo que hacemos, y lo valorás, podés ayudarnos con una donación a través de la aplicación Cafecito.

Donar en Cafecito

También podés escribirnos y darnos tus comentarios sobre nuestro producto a info@enfoquedenegocios.com.ar ¡La crítica nos ayuda a mejorar!