Enespiral está cumpliendo un año” explica Bárbara Rioyo; “este lugar nació tras la búsqueda de un espacio de producción entre tres amigas que nos conocimos en la feria de la econonomía social y solidaria” agrega.

Bárbara estaba en plena búsqueda de un espacio para trabajar su emprendimiento, cuando dió con el local que actualmente utilizan en la calle Pinto. “Pero para mí sola era muy grande” aclara. Fue entonces cuando dos amigas le propusieron alquilarlo juntas.

De esta manera, nació este espacio de creatividad y trabajo colaborativo entre estas emprendedoras, que además abren las puertas a otros emprendimientos que quieran compartir momentos, eventos y proyectos.

Valeria Santacruz detalla que en Enespiral se puede hallar “ropa de diseño, cosmética natural, cerámica artesanal, mates“, entre muchas otras cosas; “hay muchos emprendedores dentro de espiral, no sólo de Tandil, sino también Mar del Plata y Buenos Aires“.

Te invitamos a conocer todo acerca de este proyecto extraordinariamente creativo; ¡no te lo pierdas!

Dejá tu comentario
Mirá también  "Crónicas de Mujeres Emprendedoras" – Daniela Ordenes Miro