Todo ser social necesita de mecanismos para compartir información que conoce, sus pensamientos, ideas, sentimientos, necesidades, objetivos, intentos de acciones, ante sus pares, para poder coordinar acciones conjuntas, acuerdos y transmisión de conocimiento.

La comunicación es crucial para que entre pares o grupos el ser humano pueda socializar en forma efectiva y potenciando el par o grupo y relacionarse, entenderse.

Es una acción importante del ser humano que permitió que evolucione mucho más rápido que otras especies y “dibuje” en palabras la información para ser transmitida entre generaciones y pares y agilizar los conocimientos, de forma más efectiva.

El proceso es dinámico y de ida y vuelta entre los intervinientes y además requiere de diversas competencias. No es lo mismo que solo uno sea el que comunica al 100% o que uno no comunique al 100%. En ambos casos habría falencias de la misma. Es la herramienta de cambio principal entre los humanos y cualquier falla en la misma ocasionara desacuerdos, malos entendimientos, falta de transmisión de sensaciones, etc.

Es fundamental generar espacios de comunicación en los grupos, equipos, parejas, familias, etc. Comunicarse nos permite detectar problemas en los grupos, llegar a un acuerdo conciso, acercanos al otro y tener sentimientos de empatía. Las palabras nos permiten crear instrumentos de creación en cualquier proyecto común, solo la comunicación nos permite compartir y establecer objetivos, deseos, metas, frustraciones, emociones, miedos, sensaciones, dolores, etc.

No es posible llevar un trabajo en equipo o en una organización sin una fluida comunicación. No comunicar a tiempo siempre genera inconvenientes. Obviar temáticas necesarias para la tranquilidad del equipo es algo negativo para los integrantes. No dejar las reglas o establecerlas a tiempo siempre ocasionara problemas. El malentendido por la mala comunicación y la necesidad de establecer pautas o reglas claras, puede ocasionar la perdida de valores importantes, pero claro, siempre dependerá de los objetivos del que las debe establecer, aunque en mi experiencia personal, para una sana empresa, organización o equipo, es establecer las reglas tanto desde la organización y los equipos, como desde los lideres y de cada integrante. Si entre todos no están las reglas establecidas y claras, el pacto organizacional carece de sentido.

Es por ello que no estoy de acuerdo de la archiconocida “cultura empresarial” ya que la misma es solo impartida desde una linea de mando o un grupo de personas. Lo mismo que ocurre con la sociedad donde los medios de comunicación nos imparten reglas, estemos de acuerdo o no en la mayoría. Así el poder es quien imparte cultura y no todos los seres sociables que la componen. Entiendo de todos los integrantes y sectores la necesidad de arriar las ovejas, también he sido parte, pero creo que existen distintas formas de valorar a un grupo, porque si estamos unidos o relacionados por un objetivo común, todas las partes son necesarias e influyentes en el resultado, entonces independientemente del rol de cada uno, es necesaria la comunicación correcta sin intenciones déspotas.

Toda cultura es efectiva con la comunicación bidireccional de todos sus integrantes. No es necesaria la palabra, hoy la tecnología nos da muchas herramientas. Responder las preguntas o aclarar las situaciones es crucial. Tener empatía, escuchar y tratar de que el otro entienda nuestra comunicación es importante para todos. El que recibe el mensaje no siempre entiende (y creo que tampoco ocurre al 100%) lo que el que lo emite quiso decir.

Esto no quiere decir que solo es tratar de evitar los problemas o que haya una participación al 100%, sino que la solidez del grupo humano pasa por lograr una organización fuerte y solida. La relación con los otros y los problemas de comunicación son la primer falla de cualquier problema que surge. Obviamente, en casos donde el acuerdo o falta de querer acordar en común no es el objetivo de uno de los integrantes, nunca lograra su cometido.

En esta era digital, es fundamental tener buena comunicación. El 90% de los comentarios en una red social son de desprestigio, de quejas sobre otros o de reclamos (en Linkedin empleados quejándose de RRHH y RRHH quejándose de los empleados).

Claro que cuando hablamos de comunicación, hablamos tanto del lenguaje, de lo verbal y de lo no verbal. Los estudios siempre dicen que la no verbal es la parte más importante, porque es un mecanismo que utiliza el ser humano para entender si lo que nos dicen esta siendo comunicado de forma honesta.

Algo que ocurre normalmente, es que la comunicación esta siendo utilizada como un arma malévola. Es decir, si comunicas en ámbitos donde no hay democracia entre los pares (ocurre en todas las escalas de la sociedad, la palabra de todos no existe), tus dichos pueden ser utilizados para detectar una disconformidad y un integrante no apto para aceptar las reglas impartidas por el poder y el orden. Y claro, ocurre la decepción, el malestar y la baja moral, ya que uno acordó algo que luego no se corresponde con lo que ocurre. Es importante siempre establecer acuerdos y entendimientos de antemano (sino siempre queda alguno susceptible a cualquier dicho o acción futura). En toda empresa que conozco, cuando comparten la cultura, siempre dicen palabras como “no importa lo que sepas, lo importante es que compartas nuestra cultura, a los equipos hay que alinearlos a la cultura de la organización”. Pero no es mas de lo que decía anteriormente, una idealización de lo que suponemos o queremos ser para comprarnos el compromiso, incluso dicen que con eso retienen talento. Contrariamente yo diría “la cultura de esta empresa es tu cultura, tus ideas, tus sentimientos, tus logros, tus sensaciones, tus miedos, nuestros objetivos por el bien de todos. Nuestra identidad es el mix de la identidad de todos…”. Es decir, las empresas, grupos y organizaciones siempre imparten una vision principal en la que el que se suma se identifica o buscan que se identifique compartiendo lo que esperan de esa persona, pero la realidad es que eso no es cultura.

Es imperativo que si alguien tiene una duda, consulta, miedo, interpretación errónea, etc, el comunicador debe aclarar y contestar o con las dudas puntuales o aclarando como son las reglamentaciones o si es nuevo en el grupo notificándole cuales son las mismas o aclarándolas en caso de dudas, para un mejor acuerdo dentro del grupo, y sobre todo si el integrante es nuevo. No sirve de nada obviar respuestas o reglamentaciones, siempre ocurrirá una decepción futura. Y menos decir una cosa por otra.

La comunicación también es motivación, ya que da motivos de acción a los integrantes del grupo. Comunicar los objetivos, la calificación o el parecer de las acciones de los otros, permite la mejora continua y la reflexión de los integrantes para el bien del grupo. También permite educarse, adquirir conocimiento, y el que tiene mejor información es el mas preparado y apto para realizar las tareas necesarias para los objetivos del grupo.

La comunicación nos desarrolla la actitud y el compromiso en el grupo. Si alguien no es comunicado o no se le permite expresar sus ideas, es probable que tenga menos actitud, compromiso o desarrollo dentro del grupo. La comunicación nos permitirá en el trabajo la coordinación del grupo, la fluidez, la agilidad, la toma de decisiones, eficiencia, cooperación, moral, equidad, justicia, valores, actitudes, etc.

La centralización bloquea la comunicación efectiva. Nos elimina la comunicación libre dentro del grupo y es probable que la autoridad solo la utilice para impartir regulaciones a su propio beneficio y no del común.

En conclusión, no hay reglas generales, pero es fundamental la libre comunicación entre todos para poder tener una “sociedad”, libre, justa, equilibrada, fuerte y pacifica, el ideal que todos queremos…

En tu organización, familia, equipo, trabajo, ¿en que porcentaje se ubica la comunicación como ejercicio? ¿de tu parte, que tal es? ¿que falencias detectas en tus grupos y en vos?
¿Que acciones harías para mejorar la comunicación y… que tan efectivo fue este post para transmitir la importancia de la comunicación?

 

Nota original del autor:

La importancia de la comunicación

 

Acerca del autor:

Matías Creimerman es especialista en diseño, desarrollo y gestión de soluciones de software con casi 20 años de experiencia. Profesional certificado de Microsoft (MCP). Experto en dot, net y tecnologías de Microsoft. Experiencia y habilidades en el diseño de soluciones en una amplia gama de áreas comerciales, industriales y de producción. así como en liderazgo de equipos de desarrollo.

Blog: https://desarrolloyarquitecturadesoftware.wordpress.com/

LindekIn: https://www.linkedin.com/in/matiascreimerman/

Dejá tu comentario