Así nació Nuna Cuadernos. Ene estuvo con Rosario Passucci, su creadora, que nos cuenta de que va el emprendimiento que hoy tiene 5 años de experiencia.

Rosario Passucci, tiene 27 años, nacida y criada en nuestra ciudad. Luego de egresar en el Colegio San José decidió irse a vivir a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires donde comenzó la carrera de Diseño de indumentaria en la UBA. Tras varios idas y vueltas decidió que no era la profesión que buscaba. Su perfil y su pasión estaba más en el arte.  Rosario nos cuenta, “empecé la Lic. en Artes del Teatro en la USAL, que es escenografía y vestuario. Después de muchos años rindiendo finales, me recibí el año pasado, en diciembre. Pero ya desde el segundo año de la cursada había empezado con NUNA, y a la par iba haciendo distintos trabajos profesionales que iban surgiendo” 

“El amor por el papel en blanco me llevó a querer saber de qué se trataba este oficio de la encuadernación. Porque, ¿a quién no le gusta el olor a libro nuevo, o el desafío de un cuaderno sin escribir, sin dibujar?”.

Es así que aprendió a encuadernar y entendió de inmediato que su deseo era compartirlo con los demás  y que podía hacer de esto un trabajo ya que su producto le podía gustar a las personas. En el 2013, mientras estudiaba en Capital, la invitaron a hacer un taller de encuadernación, Rosario nos relata “A vos que te gustan tanto los cuadernos, el papel… ¿por qué no vas?”, y por qué no! Siempre estuve de lado del diseño, la producción manual, lo artesanal… hasta en lo profesional (soy Lic. en Artes del Teatro, escenógrafa y vestuarista,¡más manual imposible!)”. 

La delicadeza, el detalle y la nobleza de la encuadernación la enamoraron, y en menos de un mes después de haber aprendido el oficio, el 7 de octubre, lanzó el emprendimiento en las redes.

Desde entonces hasta hoy, prepara cada cuaderno artesanalmente, de principio a fin con sus propias manos, uno a uno. Antes haciéndolos en tela sobre todo, y ahora más que nada en papel.  “Elijo las hojas, las coso, prenso el cuaderno, elijo las cintas y los capiteles. Trabajo con materiales de primera calidad, cuidando cada detalle en cada producto. Armo colecciones de diseños para las tapas y preparo diseños personalizados, para que todos encuentren el cuaderno que buscan. Fui renovando la imagen, y sumando cuadernos de hojas rayadas, ecológicas, tamaños nuevos, y también anillados”. Siempre buscando la innovación, la novedad y sobretodo, creando constantemente.

Mirá también  Kulture: crecer en medio de la pandemia

Hoy casi 5 años después, NUNA creció fuertemente: haciendo récord propio en ventas de cuadernos y de agendas este año, superándonos una vez más, y trabajando sin parar cada mes conociendo siempre nuevos apasionados por el papel y el diseño.

Desde sus comienzos hasta hoy, NUNA fue mutando pero sin perder su esencia. Comenzó haciendo encuadernaciones tradicionales con interiores de hojas lisas, en dos tamaños, y en telas de encuadernación y lonas estampadas para el exterior.

Después, vinieron cambios muy significativos. Los dos más importante fueron, en primer lugar, ir abandonando un poco las telas para incorporar el papel: “usé diseños importados y locales, hasta que incorporé el concepto de “colección”, en donde fui agrupando imágenes buscándoles una unidad y con un concepto de fondo, siempre respondiendo a una estética general de la marca, armando así una enorme variedad de exteriores posibles para los cuadernos”. Esto le permitió crecer en el carácter “personalizado” que le da entidad a la marca, y orientar a los clientes a la hora de elegir entre tanta opción. El año pasado publicó por primera vez dos colecciones de diseño propio, donde trabajó con ilustraciones digitales e imágenes intervenidas, y tiene como objetivo seguir avanzando en ese camino.

El otro cambio significativo fue cuando comenzó a producir y vender agendas anuales, que es casi otra unidad de negocio dentro del emprendimiento, por el nivel de opciones y producción que conlleva.

Otros avances fueron sumar variedad de hojas para los interiores (rayadas, cuadriculadas, ecológicas, de distintos gramajes), incorporar los anillados metálicos, imágenes  dentro de los cuadernos, sobre todo de viajes, algunos formatos y costuras nuevas, y actualmente se encuentra trabajando para incorporar encuadernaciones con cuero y gamuza. “Busco continuamente mantener el dinamismo en la marca con la novedad, siempre revalorizando lo artesanal”.

En cuanto a quién esta dirigido el producto, Rosario nos cuenta: “NUNA Cuadernos es ATP!, Me escriben hombres y mujeres de todas las edades y de distintas partes de la provincia y el país, por lo que estoy más que agradecida. A todos en general les encanta hacer un regalo personalizado, especial, o poder pensar su cuaderno o su agenda a su gusto, y lo esperan mientras yo lo armo paso a paso para ello”.

La última incorporación, son los talleres de encuadernación. “Tengo 4 opciones diferentes de cursos, para que cada uno elija el que le cuadre mejor. Tienen distinta duración, costo, y técnicas a aprender. En todos están los materiales incluidos y la enseñanza es personalizada, y te llevás los cuadernos terminados hechos con tus manos! También existe la opción de hacer el taller permanente, y venir las veces que quieras a seguir practicando y aprender costuras nuevas.

En marzo en Capital Federal llené el mes de clases, con la semana completa martes a sábados. Ya estoy armando los grupos para abril, y planificando los talleres para TANDIL para los próximos meses!! (Atentos tandilenses a los #NunaTalleres!)

Con precios verdaderamente accesibles, tanto en cuadernos tradicionales, agendas y talleres. Podes contactarla en Facebook como Nuna Cuadernos (nunacuadernos), y en Instagram como @nunacuadernos. Vía mail a quierominuna@gmail.com.

Mirá también  MD Pinturas: reinventarse y emprender

Rosario concluye diciéndonos “Gracias a todos los que nos eligieron desde el principio, a los que eligen siempre a NUNA para que los acompañe en cada proyecto que comienzan, y a los que se siguen acercando. Esta carrera no para! Siempre con más envión, el trabajo sigue y la creación no se corta. ¡Hay un NUNA para cada uno! Elegí el tuyo.

Dejá tu comentario