En el marco de las políticas públicas implementadas por el Municipio de Tandil para apoyar a la actividad económica durante la crisis por la pandemia de coronavirus, se avanza con los procesos para el otorgamiento de asistencia financiera a empresas y emprendedores locales.

Las medidas forman parte de un programa que ejecuta la Secretaría de Desarrollo Productivo y Relaciones Internacionales de la comuna a través de la Agencia de Desarrollo Territorial (ex IDEB), y están destinadas a emprendimientos de distinta dimensión que, por diversas razones, no fueron alcanzados por los programas nacionales o provinciales.

Se divide en tres líneas de asistencia: una de otorgamiento de aportes no reembolsables, otra de microcréditos a tasa cero y una de incentivo a la generación de empleo.

La línea de aportes no reembolsables incluye montos de hasta 30.000 pesos y es principalmente para emprendimientos en marcha, que con una pequeña inyección de capital pueden mejorar.

Los interesados participan de una capacitación en la que se brindan herramientas para facilitar el desarrollo de su actividad y junto al equipo de profesionales de la secretaría se analizan los proyectos.

Luego un comité de evaluación estudia la viabilidad de la propuesta y se determinan los beneficiarios. Las personas que reciben los montos deben hacen un rendición justificando el uso del dinero y además la secretaría hace un seguimiento durante 12 meses, y de acuerdo al tipo de proyecto se busca acompañamiento en organismos de ciencia y técnica de la ciudad.

Los microprestamos también están dirigidos a empresas o emprendimientos que no accedieron a ayudas de nación o provincia y van desde 50 mil a 200 mil pesos a tasa cero y con garantía simple. Con una debida justificación se puede contar con un periodo de gracia de 3 a 6 meses. 

En este caso la empresa presenta un proyecto productivo, de servicios o comercial en el que se detalla que mejoras o logros se alcanzarán con esa inyección de capital. 

Al mismo tiempo las autoridades comunales avanzan con gestiones ante la Comisión Nacional de microcréditos, que depende del Ministerio de Desarrollo Social, para ampliar los fondos disponibles para esta línea.

La última iniciativa es para la inserción laboral y consiste en el reintegro mensual de una asignación económica por 1 año, para empleadores que empleen a personas entre 18 y hasta 60 o 65 años, con todas las formalidades de la ley.

A diferencia de otros programas vinculados al empleo joven, está línea contempla un universo mucho más amplio de personas, ya que tiene por objetivo el acompañamiento a empresas y sobre todo la reinserción en el mercado laboral de trabajadores de todas las edades, algo necesario en este momento de crisis.

El monto del subsidio es $ 4.800 por mes por cada trabajador con jornada completa o el 50% si se trata de medio tiempo.

La Secretaria de Desarrollo Productivo y Relaciones Internacionales, Marcela Petrantonio, aseguró que “desde el inicio de la pandemia y sabiendo que deberíamos afrontar una crisis económica, el intendente Lunghi nos encomendó trabajar en la planificación, desarrollo e implementación de diferentes políticas públicas destinadas a acompañar y ayudar a los diferentes sectores económicos de la ciudad y hacerlo de forma coordinada y articulada con distintas instituciones”.

“En ese sentido venimos trabando y específicamente con estas tres líneas de asistencia actualmente estamos en la etapa de evaluación de los proyectos presentados. Es importante aclarar que esta no es asistencia para pagar deuda o mora o intereses de deuda, sino que atiende a la actividad productiva, comercial o de servicios, por eso la necesidad de contar con un proyecto correspondiente para justificar la inyección de capital, ya sea el aporte no reembolsable, el microcrédito o la incorporación de personal”, agregó.

Finalmente afirmó que “la crisis que generó el coronavirus a nivel mundial, y de la que Argentina y Tandil no están exentas, es de gran magnitud y sin precedentes recientes. Desde el Municipio estamos haciendo un gran esfuerzo para tratar de dar respuesta en la medida de nuestras posibilidades, y lógicamente con un presupuesto que tiene límites. Por eso esta situación requiere del compromiso de todos, del trabajo conjunto, coordinado y articulado para encontrar la mejor manera de salir adelante”. 

Dejá tu comentario
Mirá también  Publicaron un mapa web de servicios e instituciones en la ciudad