Comerciantes, empresarios y emprendedores se suman día tras día a la experiencia de vender por internet. Tips y consejos de trabajo para que una tienda online funcione.

Durante la última edición del Tandil Ecommerce, Ana Laura Fleba E-commerce Manager en Sodimac destacó la importancia de poder “definir la experiencia de compra que quiero brindar al cliente a partir de identificar con claridad todos los procesos que conforman la compra electrónica para reconocer los puntos de mejora”. En este sentido, para garantizar una buena experiencia lo primordial es ofrecer una buena navegación acorde a  computadoras como a pantallas touch de celulares. El hecho de que una tienda online cargue de forma lenta, no responda a lo previsto o tenga fallas respecto a la logística, facilita que se pierdan visitas y en consecuencia, posibles compras.

Por otro lado, el canal de venta online debe ser trabajado en la misma medida que la tienda física y no solo como complemento de ella, ya que las cifras ubican al comercio electrónico en un incremento sostenido y de acuerdo a fuentes de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE) durante el primer semestre de 2017 se alcanzó de forma online una facturación de $58.886 millones. En esta línea, responder en tiempo y forma a las inquietudes de los clientes puede convertirse en un gran beneficio para el comerciante con lo cual, al igual que en un local a la calle, quien gestione un e-commerce debe estar más que atento a las consultas vía chat o a través de los formularios de contacto.

Otro consejo a tener en cuenta tiene que ver con la calidad de las imágenes que se publican. Ya sea de productos  o servicios, la fotografía en muchos casos determina la compra con lo cual se debe cuidar hasta el último detalle en busca de imágenes estéticas y atractivas al consumidor. Además, el público no llego solo y serán necesarios planes de marketing que difundan el canal online y las novedades que incorpora. Para esto último suelen utilizarse las campañas de Google AdWords y publicidad en redes sociales aunque las estrategias son amplias y variadas de acuerdo al rubro de venta.

Mirá también  La OMIC pone a disposición una casilla de e-mail para reclamos sobre precios máximos no respetados

Aunque hasta el momento el comercio electrónico ocupa solo el 3% del sector económico dedicado a la comercialización masiva, su positivo crecimiento hace que la demanda del consumidor respecto a la compra online sea una realidad. Por esta razón, ya no hay tiempo de incertidumbre en relación a la pregunta de tener o no tener un e-commerce y por el contrario, tenerlo pareciera ser una necesidad prioritaria para cualquier negocio. En estos casos, al iniciar una reconversión hacia la venta online los emprendedores, comerciantes o empresarios suelen acudir a la herramienta de siempre: estudiar cómo la competencia gestiona sus canales de compra online.

Dejá tu comentario