La periodista y community manager Andrea Martínez Villada propuso a sus seguidoras de IG, en el marco del Día de la Mujer, recomendar durante esta semana a una emprendedora por día. Por qué es importante para ella potenciar el trabajo de otras mujeres y cómo logró convertirse en su propia marca.

Propuso a sus seguidoras, en el marco del día de la Mujer -que se conmemora el próximo domingo-, sacar a relucir la sororidad y compartir y recomendar cuentas de Instagram de otras mujeres emprendedoras. Suele destacar el trabajo de sus colegas y busca ayudar a potenciar, a través de los consejos que brinda en sus propias redes sociales, el trabajo de otras.

Un evento inesperado la sacó de la cancha del periodismo gráfico y la obligó a reconvertirse. Periodista y Egresada de la carrera de Comunicación Social de la Universidad de El Salvador, se perfeccionó durante el último tiempo en Community Managment y Marketing Digital, creó AndreaMV Comunicación y hoy se dedica a la creación de contenido, a la gestión de redes y a la fotografía digital. En una charla con ENE, Andrea Martínez Villada contó cómo respondieron sus seguidoras a la consigna del Día de la Mujer, por qué cada vez está más convencida de la importancia de generar comunidad y cómo fue el camino para lograr convertirse en su propia marca.

̶ ¿Cómo surgió AndreaMV Comunicación?

̶ Surgió unos meses después de una situación que me tocó vivir hace un año y medio. Hasta ese entonces, trabajaba en un multimedios, puntualmente en la redacción del diario, y el 2018 fue un año muy difícil para todos los que ejercemos el periodismo. Un fuerte recorte de personal “se llevó puestos”, como dijo mi ex jefa, a varios profesionales de la hostia que tuvieron que reinventarse. En mi caso, yo hacía tiempo que quería “patear el tablero” y dedicarme de lleno a un emprendimiento de accesorios de mujer que tenía, pero no me animaba. La relación de dependencia es cómoda, pero a la vez incomoda a quienes soñamos con ser trabajadores independientes o freelancers. Así fueron pasando los años hasta que, de tanto pensarlo, mi deseo se materializó. Tal vez no de la manera en que me hubiera gustado, pero finalmente y después de 8 años, esa etapa en mi vida profesional llegó a su fin. Muy agradecida por todo lo aprendido. Pienso que todo tiene su razón de ser y mi paso por el diario más importante de mi ciudad me sirvió muchísimo para seguir formándome en el ámbito de la comunicación y particularmente del periodismo.

̶ ¿Habías pensado alguna vez, antes de ese difícil episodio, emprender dentro del rubro de la comunicación?

̶ Sinceramente no. A ver, desde muy chiquita tuve en claro mi amor por la escritura. Recuerdo que a mis 6 o 7 años, apenas aprendí a escribir, me encerraba en mi habitación con la Olivetti a escribir poemas. En ese entonces, mi sueño era escribir un libro de poemas, meta que algún día concretaré. Ya de adolescente, me inscribí en la carrera de Comunicación Social de la Universidad de El Salvador y una vez que finalicé mis estudios trabajé en agencias de comunicación interna y externa hasta que en 2010 decidí emprender la vuelta a mi ciudad. Después de lo que pasó en 2018, lo primero que hice fue enfocarme en mi anterior emprendimiento y así fue como llegué al mundo del marketing digital. Casi sin buscarlo.

̶ ¿Cómo fue ese camino?

̶ Con mi marca de accesorios de mujer (Ciclotimia Accesorios), descubrí a Nayla Norryh, mentora de emprendedoras y referente en marketing digital. Compré un curso suyo on-line para potenciar la comunicación en redes de mi anterior emprendimiento y me fascinó. Aprendí conceptos nuevos, como “cliente ideal”, “identidad de marca”, “nicho de mercado” y “público objetivo”, entre otros, que fui aplicando a mi marca. De a poco, fui conociendo a otras referentes del rubro, adentrándome en el mundo del emprendedorismo femenino y empecé a darme cuenta de que tal vez podía ayudar, desde mi formación como comunicadora social y los conocimientos nuevos que había adquirido, a otras mujeres a potenciar también su comunicación digital. Comencé con mis amigas, después con conocidas y así fueron surgiendo los primeros clientes. Mientras tanto, seguí y sigo capacitándome en CM, que es en lo quiero seguir perfeccionándome.

Mirá también  ¿Cuáles son los mejores horarios para publicar en redes sociales?

̶ ¿Cómo fue el paso de trabajar en un gran medio a ser tu propia jefa?

̶ Como todo en la vida, tiene sus pros y sus contras. Trabajar de manera independiente requiere de un gran compromiso personal y amor por lo que hacés. Son muchas horas en soledad, tal vez eso es lo que más me costó al principio, porque en mi anterior trabajo hablaba con al menos 50 personas por día. Estaba toda la mañana en la calle buscando la noticia. Nunca fui periodista de escritorio ni lo voy a ser, así que charlaba con muchas personas a diario. Eso es lo que más extraño, además de los compañeros, amigos y maestros que me regaló el periodismo. Igual nos seguimos viendo. Más allá de eso, mi trabajo actual me permite hoy hacer otras cosas que antes no podía o disponer de mi tiempo con mayor libertad, aunque muchas veces me demanda muchas más horas que en mis anteriores trabajos en relación de dependencia. Sin embargo, en la balanza el resultado es más que positivo. Como dijo una de mis seguidoras el otro día, “la libertad no tiene sueldo”.

̶ ¿Por qué centrás tu estrategia de comunicación en IG?

̶ Porque mi público objetivo está en Instagram y porque amo esta red social. Es súper visual -aunque el contenido escrito cada vez está cobrando más importancia-. Instagram es más que una red social, es un medio para crear comunidad. Me permitió conocer a muchas otras mujeres que están en la misma: trabajando mucho para hacer crecer sus emprendimientos. En mi caso, apunto a ofrecer mis servicios a emprendedoras, de entre 30 y 50 años, dispuestas a darlo todo en redes sociales. Mujeres con empuje, con pasión por lo que hacen y ganas de mostrar al mundo su impronta y su mayor diferencial, que es ser ellas mismas.

̶ ¿Qué otras cuentas te sirvieron de inspiración?

̶ Muchas. Las que más recomiendo son Mamá Emprende, Nayla Norryh y La China Rodríguez.

̶ ¿Qué te gustaría inspirar?

̶ Primero y principal, ganas, amor y pasión por hacer lo que te hace feliz. Siempre pongo de ejemplo un emprendimiento que me encanta, no sólo porque quien lo lleva adelante es una de mis mejores amigas, sino porque además puedo dar fe de que fue y es a base de MUCHO trabajo. Estoy hablando de Requeterico Pastelería Artesanal. Es eso. Trabajar y jugársela por lo que a una le gusta. Escuchar a tu corazón y darle para adelante. Incluso creo que es más difícil quedarse en un trabajo que no te gusta o en el cual estás “cómoda” que trabajar 24/7 en algo que te hace feliz. Todo es posible, lo que pasa es que algunas se animan a tomar la decisión y otras se quedan en la duda.

Mirá también  7 de cada 10 consideran que es más difícil para una mujer acceder a un puesto jerárquico

̶ ¿Cómo definirías el contenido que tus seguidores pueden encontrar en tus posteos y stories?

̶ Contenido de valor. Quienes consumimos las redes sociales, hoy no sólo buscamos ofertas tradicionales de productos o servicios, sino que también queremos distraernos, entretenernos, inspirarnos con otras cuentas y aprender algo nuevo. Queremos conectar. Y para eso es importante producir contenido atractivo, que llame la atención y que sirva. Que tenga un valor agregado. Obviamente, cada cual tiene un perfil diferente y eso se lo transmito a las personas que consultan por mis servicios. Ninguna cuenta que gestiono es igual a la otra porque ningún cliente es igual al otro. Ninguna historia es igual a la otra y hoy la gente quiere que le cuentes tu historia, que la hagas parte. Quiere conocer a la persona de carne y hueso que existe detrás de la cuenta. Quiere conectar. Por eso, junto a mis clientes, definimos a quién hablarle y de qué manera. Y poco a poco vamos creando una comunidad alrededor de su marca. Eso a mí me llena de satisfacción y de felicidad.

̶ En el marco del día de la mujer lanzaste una consigna a tus seguidoras: recomendar durante la semana a otras emprendedoras. Además, es usual verte destacar el trabajo de otras mujeres. ¿Por qué el apoyo entre emprendedoras tiene un espacio central en tus redes?

̶ Porque disfruto mucho de ayudar a otras mujeres que, al igual que yo, le ponen toda la garra a sus emprendimientos y porque la satisfacción que me genera ver cómo se transmite esta energía de solidaridad y compañerismo entre nosotras es única.

̶ ¿Cómo fue la experiencia?

̶ Realmente superó mis expectativas. Fueron muchísimas mujeres las que se sumaron, muchas sin conocerme, y que no sólo compartieron otros emprendimientos en sus historias, sino que además me escribieron por privado agradeciéndome por la iniciativa. Eso no tiene precio. Reconozco que cuando se me vino la idea a la cabeza, pensé: “¡qué pavada!, ¿quién se va a prender?”. Además tampoco fue una idea súper original…muchas lo hicieron. Pero traté de callar a mi mente, me dejé llevar y funcionó. Estoy feliz por todas las bellas mujeres que conocí y que seguiré conociendo.

̶ En tus posteos te dirigís a otras mujeres que, como vos, también buscan potenciarse y empoderarse. ¿Qué es “hacer comunidad” y por qué creés que es importante?

̶ Hacer comunidad es generar un vínculo genuino con tus seguidores. Va más allá de la cantidad de personas que te sigan en tu cuenta o te pongan un “me gusta” en una publicación. Es sentir que el mensaje que querés transmitir es leído y valorado por otras mujeres que tal vez vivieron lo mismo o se sintieron de la misma manera, generar empatía, ayudar e inspirarnos unas a otras. Para mí eso es más importante que llegar a los 10 K (10 mil seguidores).

̶ ¿Qué fortalezas sentís que tenés por ser mujer y qué obstáculos debiste afrontar?

̶ ¿Fortalezas? La sensibilidad, la empatía y la intuición. Y obstáculos por ahora ninguno, al menos no por mi condición de mujer.

̶ ¿Qué aporte al resto de las mujeres te gustaría hacer desde tu lugar?

̶ Me gustaría seguir aportando desde mi humilde lugar, como comunicadora y periodista, todo lo que pueda para seguir potenciando a otras mujeres. Me encanta ver los cambios, el progreso, cómo se van animando a mostrarse tal y cual son, y van ganando seguridad y alegría. Eso me llena de felicidad.

 

Andrea Martínez Villada está en IG como @Andreamv.comunicacion y en Facebook como Andrea MV Comunicación.

Dejá tu comentario