Acdemia Impulsa trabaja con una metodología de doble impacto: en el ser y en el hacer.

Stadler trabajó en OSDE, en sede central, en el área de Relaciones Públicas. Radicada en Tandil hace cinco años, cuando nació su segunda hija Isabel supo que era el momento de renunciar y apostar de lleno a lo que es su pasión y a lo que es su visión, como persona y como profesional. “Así que ahí empecé con mi consultora individual, y hace un año nos asociamos con Martín Alewaerts para tener una doble visión profesional y ofrecer un producto totalmente acabado y completo, los dos con este denominador común del coach ontológico que nos potencia y nos coloca en otra mirada”. Así nació Academia Impulsa, con la visión de ayudar al mayor número de emprendedores, Pymes y empresarios, a potenciarse y a potenciar su proyecto, su negocio, a través del conocimiento y la experiencia puesta en acción.

 

Hacer de nosotros nuestra mejor versión

“Hay gente que lleva años sin preguntarse si eso que está haciendo es lo que quiere hacer y ser, cuando uno se brinda a espacios de reflexión, de introspección, se da la posibilidad de un quiebre, de un cambio y ahí es donde tenemos las herramientas o podemos incorporarlas para hacer de nosotros nuestra mejor versión” explica Valeria.

Asimismo en relación a su rol como facilitadora de ese proceso, indica que se trata de “Promover que ciertas cosas sucedan, siempre motivando, no desde el lugar de la suerte, colocarnos en un lugar de proactividad, de liderazgo, de hacer que las cosas sucedan, de saber que podemos encontrar un lugar mejor, y creo que cuando uno conecta su ser, con el hacer, hace desde el ser. Como coach ontológica hago hincapié en el desarrollo del ser como punto inicial de transformación para potenciar el hacer entendiendo que quienes manejamos las herramientas somos nosotros. Si no se tienen herramientas, habilidades blandas, como liderazgo, actitud, proactividad, no se logra potenciar y maximizar los resultados, como así tampoco se logran los resultados que uno está buscando”.

Oferta de servicios

El equipo de Academia Impulsa está conformado por Martín Alewaerts, que es licenciado en Administración de Empresas y Coach Ontológico y Valeria Stadler que es licenciada en Comunicación Social, egresada de la UBA y Coach Ontológico. Desarrollan diferentes propuestas y servicios. “Desde cursos cortos de 3 meses a cursos más largos que son de 1 año. A su vez realizamos consultorías para distintas empresas que quieran tener un coaching ejecutivo, un coaching de equipos, realizamos workshops. Tenemos varios productos pero básicamente coaching ejecutivo, coaching para equipos, consultorías y mentorías. Actualmente tenemos distintos procesos de mentoría que también duran entre 4 a 5 meses, porque los dos el año pasado nos formamos en lo que es mentoring, entonces acompañamos en ese proceso a los distintos emprendedores y también así a aquellos profesionales independientes que quieren desarrollar su servicio como así también a aquellas personas que se encuentran en relación de dependencia y que quieren dejar de estar en la misma. Nuestra visión es esa, es potenciar el ser y el hacer, entendiendo la circularidad de este proceso y que ahí está la diferenciación nuestra cuando brindamos un servicio y la diferenciación de la persona que va a consumir alguno de los distintos servicios”, describe Stadler.

Metodología de alto impacto

En relación a la manera de trabajo que utilizan ambos profesionales Valeria menciona que apuntan a promover el liderazgo como un estilo de vida a través de una metodología de alto impacto. “Cuando uno emprende, cuando uno gerencia, cuando uno lidera un proyecto tiene que entender muy bien esto, tiene que reconocerse en su liderazgo no como aquel líder que cambió la historia de la humanidad como un Nelson Mandela, claramente ese tipo de líder ha marcado la historia de la humanidad, pero acá estamos hablando de un liderazgo como actitud de vida. La primera función del líder es definir su visión, es decir su norte, la primera actividad del líder es transformar esa visión en realidad. Nosotros trabajamos con una metodología de alto impacto y de doble impacto, esto es porque es en el ser y en el hacer, y de alto impacto porque se consiguen resultados transformadores. En el mientras tanto, nosotros ayudamos a diseñar un plan de acción que tiene resultados a corto plazo, lo que llamamos victorias rápidas, a mediano plazo y a largo plazo. Siempre en este proceso se establece un punto A, que constituye ese estado actual, ese estar siendo y haciendo, el aquí y ahora, lo que en términos más duros sería esa línea de base y después se establece junto con el cliente, el mentoreado o el coaching el punto B que es ese lugar deseado, ese estado deseado a nivel personal o ese proyecto deseado a nivel ejecutivo o empresarial y en el medio vamos ayudando a crear ese plan de acción con una metodología de objetivos, concretos, específicos, medibles, alcanzables, realizables y que tengan una temporalidad”.

Las demandas más preponderantes hoy

Finalmente consultamos a la especialista acerca de las necesidades más usuales que se les presentan en la práctica profesional. “Uno de los principales desafíos actuales es la virtualidad, cómo coordinar distintos equipos en forma remota, si es difícil a veces coordinar equipos, reuniones, proyectos en forma presencial, imaginate remotamente, así que una de las demandas que estamos teniendo de empresas locales, y de la zona, tiene que ver con la coordinación de equipos en forma remota”, señala.

Por otra parte destaca que “En este momento en particular ocupa un lugar central la reconversión, la transformación. Creo que a todos nos tocó de una u otra manera transformarnos, básicamente incorporando habilidades blandas para llevar adelante esta transformación, a veces querida, y a veces externa. El liderazgo es una de las mayores consultas, liderar equipos, liderar proyectos, incorporando todo lo que significa la inteligencia emocional con sus cinco competencias. Y después una de las mayores demandas es cómo hacer crecer o cómo volver rentable un negocio. Cómo posicionarse, cómo aumentar su visibilidad, no siempre tener mayor visibilidad es sinónimo de productividad. Si tuviese que resumir sería liderazgo, que remite a cómo coordinar un proyecto, cómo coordinar acciones, cómo coordinar un equipo o cómo automotivarse para llevar adelante un proyecto, cómo aumentar la rentabilidad de la empresa y cómo posicionarse y ser visible como referente en el área”, concluye.

 

 

Dejá tu comentario