A lo largo de 2018 la red de Puntos Limpios del Municipio de Tandil continuó trabajando para afianzar su principal objetivo; disminuir el volumen de residuos sólidos urbanos que tiene como destino el relleno sanitario y reutilizar materiales, promover responsabilidad en la comunidad en el consumo, y fortalecer vínculos institucionales con organizaciones sociales.

En ese camino la comuna continuó ofreciendo a los vecinos de Tandil la posibilidad de acercar doce tipos de materiales reutilizables a cualquiera de las cuatro estaciones de la Red. A modo de balance, la Dirección de Medioambiente realizó un informe en el que señala que se recibieron cerca de dos toneladas diarias de residuos.

Estas cifras equivalen a un 26,5 por ciento más que en 2017 y un 67 por ciento más que en 2016.

El intendente Miguel Lunghi celebró el creciente interés de los vecinos en la utilización de estos espacios, que representan “una política de Estado que venimos desarrollando desde el 2015 con la puesta en marcha de la primera estación”.

El objetivo es continuar fortaleciendo esta iniciativa y encarar nuevas, pensando siempre en un Tandil cuidadoso del medioambiente y de sus recursos, en el camino del Bicentenario”, agregó el jefe comunal.

El documento de referencia detalla que del total de lo recepcionado en 2018, 320 toneladas corresponden a papel y cartón, mientras que 155 fueron de vidrio y 110 toneladas de plástico. En cuanto a chatarra, latas, tetra brick y aceite vegetal usado, se acercaron más de una tonelada de cada uno y los rezagos informáticos equivalen a 20 toneladas en todo el año y más de 100 kilos de telgopor.

Esto demuestra el creciente compromiso de muchos vecinos con este proyecto y la toma de conciencia de que cada uno debemos hacernos responsables de nuestros residuos y que podemos realizar un aporte concreto al ambiente y al desarrollo de los proyectos de las distintas instituciones involucradas”, aseguró Héctor Creparula, director del área.

Esos materiales que se reciben en cada Punto Limpio son: papel, cartón, botellas de plástico, film de embalaje, pilas, frascos y botellas de vidrio, rezagos informáticos, tetra brick, aceite de cocina usado, residuos voluminosos, latas y telgopor.

La ciudad cuenta con tres sitios de recepción transitorios; el Punto Limpio Centro que funciona desde 2015 en Maipú 1250 y que pronto se mudará a Santamarina al 400, la estación Oeste en Lunghi al 1900 y la Norte, en Jurado y Darragueira desde agosto de este año.

La cuarta estación de Punto Limpio está ubicada en Vela y funciona en el corralón municipal de esa localidad desde 2017.

Los materiales que se reciben son aquellos que poseen una valoración de mercado o que el servicio municipal de recolección domiciliaria no puede retirar. Éstos, se reciben previamente seleccionados en origen y de manera gratuita. Cada tipo de residuo es retirado por instituciones de bien público con las que el Municipio desarrolla diferentes programas”, explicó el funcionario.

Los beneficios económicos son fondos que utilizan para la concreción de sus propios proyectos instituciones como el Taller Protegido, CIANE, Punto Verde, Rehto, MTE y Mesa Solidaria.

Punto Limpio además de ser un lugar para la recepción de residuos recuperables y otros servicios anexos de origen domiciliario, se pensó como un espacio de formación para brindar a niños y jóvenes una educación ambiental, asociada a la denominada Gestión Integral de los Residuos Sólidos Urbanos de Tandil (GIRSU).

Durante 2018 hemos recibido la visita de casi mil chicos y más de cien adultos de distintas instituciones educativas de todo el partido”, aseguró.

Dejá tu comentario