Futbolísticamente es la primera vez en la historia que los dos equipos mas grandes de la Argentina se enfrentan en la final de un torneo continental, y a su vez, será la última con el formato de partido de ida y de vuelta. Gloria para el que gane, desconsuelo para el perdedor. Pero ¿cuánto dinero hay atrás de todo esto?

La Copa Libertadores de América surgió en el mes de abril de 1960. Es el torneo mas importante de nuestro continente y el más apreciado por todos los clubes de Sudamérica.

En esta edición y después de 58 años se enfrentan River y Boca. Es un torneo organizado por la Confederación Sudamericana de Fútbol (CSF) conocida como Conmebol. Su sede está en la ciudad de Luque, Paraguay, a pocos kilómetros de la capital de Paraguay, Asunción.

El torneo reparte en premios 104 millones de Dólares entre los 47 equipos que participaron. El campeón del certamen se llevará 6 millones de dólares y el segundo 3 millones de dólares. Un incremento que supera el 100% con respecto a la edición 2017 donde Gremio de Porto Alegre embolsó 3 millones y el Club Atlético Lanús 1.5 millones de dólares.

En esta final participan los dos equipos más influyentes del fútbol argentino y también son los dos más atractivos para atraer sponsors. Su rivalidad no queda exclusivamente dentro de la cancha, y no hablamos de lo que respecta a los hinchas. “El Negocio” comenzó en la elección del día y hora del enfrentamiento.

Los días y horas pautadas por la Conmebol trajo polémica. Teniendo en cuenta que La Libertadores se juega entre semana, precisamente día: miércoles o jueves y siempre en horarios nocturnos.

Se decidió unilateralmente que se juegue día sábado. Sin escuchar ningún tipo de argumentos provenientes de otros sectores, evocados a eventos sociales, religiosos, culturales e incluso deportivos de otras disciplinas. Todos se vieron obligados a amoldar sus calendarios al partido.

En lo religioso, multitudinarios eventos como casamientos, comuniones y bautismos se celebran el día 24. Incluso algunos, ya resignados, optaron por poner pantallas para sus invitados. Cabe destacar que estos eventos son gestados 10 meses o 1 año antes y nadie esperaba que un espectáculo de estas características se juegue un fin de semana. Incluso ese mismo día, el 24, coincide con el Shabat y afectaría la concurrencia de la comunidad judía al partido ya que la fiesta religiosa finaliza ese mismo día aproximadamente a las 7 de la tarde.

El Presidente de Boca manifestó su descontento en defensa de sus socios que pertenecen a la colectividad y sugirió jugar de noche. No hubo respuesta por parte de la entidad organizadora del torneo. La realidad es que se necesita que el horario del puntapié inicial sea entre las 15 y las 17 horas para que pueda venderse la televisación a Europa y esta sea mejor paga. Incluso el Sábado 10, producto de la lluvia, se decidió que era mejor pasarlo para el Domingo a que se juegue de noche.

En lo que respecta a los sponsors, River Plate es vestido por Adidas, mientras que a Boca Juniors lo hace Nike y sus patrocinadores, los que se lucen en el uniforme, el presente del equipo “Xeneize” es más positivo que el de los “Millonarios”. Boca totaliza ingresos por 11.4 millones de dólares de parte de sus patrocinadores: Mike Qatar Airways, Axion Energy, Rio Uruguay Seguros y Axe.  En lo que respecta a la camiseta de la banda roja, esta temporada no tiene un “Main Sponsor” luego de haber finalizado el vínculo con el banco BBVA la última temporada (aunque mantiene sus tarjetas y cuentas corrientes). Axe, Huawei, y PES 2019, el videojuego más popular del mundo gamer, donde también los clubes hacen su participación patrocinando a jugadores.

Aunque también representa un incremento en la venta de ropa porque es una tentación inevitable para los hinchas comprar la camiseta sin marcas es importante que el club de Núñez pueda obtener un sponsor. Se habla de tratativas con la compañía aérea Turkish Airlines.

Estos Sponsor sacan su rédito no solo en la venta de camisetas sino en transmisiones televisivas como fue la primera final jugada en la Bombonera, que por inclemencias climáticas se traslado al día Domingo donde alcanzó picos de Raiting de 38 puntos y promedió durante todo el partido 31 puntos. A su vez la venta de pautas publicitarias se estacionó en casi 200 mil pesos el segundo.

¿Que pasa con el valor de las entradas? Se triplicaron. En ambos clubes, van desde 1000 a 3600 pesos en ventanilla. En Internet si quintuplican sin tener en cuenta las reventas.

En cuento al público visitante, además de ser un partido catalogado como de alto riesgo la realidad manifiesta que hay otros dos factores importantes para el “negocio”. El valor del operativo policial se duplicaba y al aceptar solo locales terminó valiendo 4 millones por cada club al contar con la presencia de 1300 efectivos policiales. El otro punto no menor, es que para la hinchada visitante, La Conmebol solo permite 4 mil entradas y ambos estadios se ven obligados a dejar lugares vacíos por seguridad entre las dos hinchadas, perdiendo espacio para su propio público y obviamente, perdiendo dinero de posibles futuras entradas. En cuanto a los valores de recaudación por las mismas se habla de que Boca recaudó $60 millones mientras que River rondará por los $80 millones teniendo en cuenta que en el Monumental caben 16 mil espectadores más.

Estacionamientos, comida en los alrededores y dentro de los estadios, trapitos, taxis y venta de merchandaising suman otros 20 millones de pesos mas.

Que gane deportivamente el mejor. Dado que los actores de fútbol ya ganaron hace tiempo.

Dejá tu comentario