Convirtieron un galpón con un terreno en un emprendimiento familiar: un salón de fiestas equipado y con gran variedad de opciones adicionales. Javier Creparula, parte del equipo del Salón Santa Rita, charló con ENE sobre la decisión de apostar e invertir en un negocio centrado en el entretenimiento en un contexto recesivo.

Si la decisión de emprender estuviese acotada a esperar a que no sean tiempos de crisis, creo que no haríamos nada”, dice Javier Creparula. Y el desafío, en este caso, es doble: la familia no solo decidió convertir un galpón en un emprendimiento, sino que además resolvieron hacerlo en un rubro ligado a la recreación: un salón de fiestas completamente equipado y con una gran variedad de servicios y opciones adicionales. En diálogo con ENE, Javier explicó por qué decidieron apostar por un negocio centrado en el entretenimiento en un contexto recesivo.

-¿Cómo surgió la idea de armar el Salón Santa Rita?

-El salón surge a partir de la idea de llevar adelante un emprendimiento familiar. El espacio era un galpón con un terreno propiedad ubicado en Piccirilli 244 de mis padres. Luego de estudiar el mercado y evaluar costos de construcción, se decidió que era mas conveniente transformarlo en una quinta para su alquiler y montar el emprendimiento nosotros mismos: un salón para asados, peñas, comuniones, bautismos, aniversarios, recibidas y cumpleaños. Un salón de encuentro para la familia y amigos con horario flexible para festejos de 8 o 9 horas entre las 10 de la mañana y las 12 de la noche. El espacio, además, está equipado con vajilla para 50 personas, servicio de limpieza y adicionales de parrillero, inflables, plaza blanda, juegos, fotografía profesional, y diseño de invitaciones.

-¿Cómo influyó el contexto al momento de decidir emprender?

-La decisión de emprender siempre esta, independientemente si estamos en crisis o no. Esta en nosotros mismos el sentimiento que nos empuja constantemente a intentar hacer algo. Por supuesto que hay riesgos que uno corre pero si la decisión estuviese acotada simplemente a esperar a que no sean tiempos de crisis creo que no haríamos nada.

-¿Y por qué decidieron emprender ahora?

-Vivimos permanentemente en crisis. A veces uno puede tener más suerte, como por ejemplo al comprar materiales de construcción antes de una suba del dólar, o menos suerte, al esperar unas semanas para hacer efectiva una compra y que la inflación haga que salga finalmente mucho más caro. A fin de cuenta esas situaciones hacen que uno tenga que reinventarse todo el tiempo y redireccionar inversiones. Por ahí al principio teníamos pensado hacer una ampliación del salón o construir nuevas aberturas, pero los cimbronazos de la economía te hacen pensar en otro tipo de cambios que favorezcan a la economía del emprendimiento.

-¿Cómo evalúan esta temporada de fiestas de fin de año?

-En época de crisis siempre se acomodan los precios o se largan promos para que el servicio siga estando al alcance de la gente. De octubre a noviembre se celebran muchas fiestas religiosas como bautismos y comuniones, y el último mes recibimos muchas cenas o almuerzos llamados de fin de años ya sea de peñas de amigos, empresas o emprendimientos.

-¿Qué busca el público a la hora de elegir un salón?

-Lo que más busca la gente es que tenga patio y que en el interior tenga espacio para poner inflables; siempre es una buena opción ante la posibilidad del mal tiempo. En nuestro caso, el espacio es contratado mayoritariamente para eventos familiares o puntuales como las fiestas religiosas, cumpleaños, bodas de plata y de oro y peñas de amigos, de filiales y de colectividades.

-¿Cómo ven la competencia?

-En cuanto a la competencia, en Tandil hay varios salones de diferentes capacidades y prestaciones para un público muy variado. Este año, producto de la crisis, los alquileres se mantuvieron y proliferaron las promociones, por lo que siempre hay alternativas para encontrar un espacio para festejar.

-¿Qué expectativas tienen para el 2019?

-En verano baja un poco y vuelve a retomar con fuerza en febrero y marzo con el arribo de un nuevo año lectivo. Dado que este tipo de emprendimiento trabaja más los fines de semana, para el 2019 esperamos sumar más servicios y más opciones para llevar a cabo de lunes a jueves.

Dejá tu comentario