La tecnología aplicada al consumo sigue avanzando y comienza a familiarizarse nuevos conceptos. El término Network Effect o efecto de red se utiliza para describir situaciones en las que el consumo de una persona influye directamente en la utilidad de otra, ya sean éstas positivas o negativas.

En concreto, las externalidades de red forman un tipo especial de externalidades en el que la utilidad que obtiene de un bien una persona, depende del número de individuos que lo consuman.

“Network effect” debe entenderse el efecto positivo, que un usuario adicional de un producto o servicio tiene sobre el valor de ese producto para los demás. Cuando el “network effect” está presente, el valor de un producto o servicio se incrementa de acuerdo con el número de personas que lo están usando. Lo mismo se genera contrariamente cuando el consumo decae ya  que pasa a tener un efecto negativo.

Para Mariano Otero, CEO de Uber en Argentina, en materia de movilidad, dichos beneficios se observan en dos casos muy concretos. “El primero es el car-pooling. El objetivo de este sistema es que dos o más personas compartan un vehículo para llegar a un determinado lugar. Ahorran tiempo y dinero”. Es una política que los Gobiernos llevan 40 años tratando de implementar, y hasta ahora no habían logrado tener éxito. El principal problema de este sistema radicaba en la dificultad de sortear la incomodidad de programar tu viaje buscando a otra persona. Uber, logró solucionar esa cuestión al conectar a personas que van al mismo destino.

Cuando la aplicación comenzó a funcionar en el país, podía tomar mucho tiempo para que un usuario encontrara un chofer. Eso no beneficiaba ni al chofer ni al usuario. A medida que más gente empezó a usarlo, se logró disminuir considerablemente ese tiempo de espera y, además, se pudo llegar a lugares más distantes.

Patricio Fucks, CEO de WeWork para América Latina, aseguró que el “network effect es el core business de la compañía”.

WeWork es una red global de espacios de trabajo donde las personas y las compañías crecen juntos. Transformamos nuestros edificios en entornos donde se fomenta la creatividad, la concentración y las conexiones.

Gracias a la posibilidad de interactuar con otras personas dentro de un edificio que brinda WeWork, una empresa, en Colombia, que desarrolla una aplicación sobre reconocimiento facial, logró conseguir la agencia de publicidad que tanto necesitaba para comunicar su producto. Del mismo modo, la agencia de publicidad obtuvo un nuevo cliente.

Estas externalidades positivas pueden darse a nivel global. Una empresa argentina que buscaba extender sus mercados logró contactarse con otra en Londres. Al poco tiempo llegaron a un acuerdo y, actualmente, la empresa argentina exporta sus vinos a Inglaterra. Para WeWork, el objetivo es que la gente que alquila las conozca gente nueva todos los días y pueda ampliar sus fronteras. Esto es lo que hace que el networking sea real.

Ana Furey, VIP Sales Executive en Latinoamérica y representante de Pay U, explicó que el gran aporte es permitir que las empresas que tienen presencia en el exterior consigan llegar a otros mercados al brindarle una gran oferta de formas de pago. En materia de negocios, cada país tiene su cultura y la mejor manera que tiene una empresa para expandirse es adaptarse a ella. Por ejemplo, en gran cantidad de países emergentes es muy poca la gente que está bancarizada. El gran valor que ofrece PayU es poder acceder a servicios antes imposibles.

Dejá tu comentario