En la última jornada del Festival del Cerdo y el Salame de Tandil, el intendente Miguel Lunghi destacó la gran participación de la comunidad en el evento, al que calificó como un éxito, y resaltó la apuesta a la producción y al trabajo conjunto entre los distintos sectores.

El Festival forma parte de las acciones destinadas a fortalecer un Tandil Protagonista, en el marco del Acuerdo del Bicentenario, según los lineamientos que se consensuaron en ese eje estratégico.

Fue organizado por el Cluster Porcino y el Municipio de Tandil, en conjunto con el Consejo del salame (DOT), la Asociación de Productores Porcinos (Apportan) y el Grupo de Técnicos y Productores de Cerdos de Sudeste de la Provincia de Buenos Aires (GTPC), ya que coincidió con el tercer Congreso de la cadena porcina, que contó con más de 300 participantes.

Lunghi aseguró que “en estos tiempos difíciles, los muy buenos resultados de la primera edición de este evento demuestran la importancia de la cooperación y la labor conjunta entre el sector público y el sector privado”.

En este sentido el jefe comunal también valoró el trabajo conjunto con la Universidad Nacional del Centro, demás instituciones y el sector privado “como un aspecto fundamental para el desarrollo sostenible de Tandil”.

Aún en las situaciones difíciles, Tandil apuesta a la producción, al desarrollo, por el espíritu emprendedor de la comunidad y por esta forma de trabajar en conjunto entre todos. Esa siempre ha sido una de las principales características de Tandil y desde nuestro gobierno siempre hemos buscado trabajar en conjunto con todos los sectores generando una sinergia que consolida el desarrollo y crecimiento de la ciudad”, afirmó.

Asimismo señaló que “esta iniciativa, que surge en el marco del Acuerdo del Bicentenario, es un ejemplo de que se puede pensar y hacer cosas entre todos, reuniendo a los que piensan distinto y a los que comparten puntos de vista. La diversidad, el trabajo conjunto, la identidad, la solidaridad, la producción y la capacidad de emprender, son algunas de las cuestiones que se han resaltado en este emprendimiento que tanto éxito ha tenido y que irá creciendo año a año”.

A pesar de que la lluvia obligó a suspender las actividades durante la primera jornada, el sábado y domingo la diagonal Illía se colmó con miles de tandilenses y turistas de la zona, que se acercaron para disfrutar de una importante y variada cantidad de actividades.

Aprovechando el agradable clima de todo el fin de semana, las familias pudieron degustar las diferentes propuestas gastronómicas, conocer información y datos sobre la cadena de valor porcina de Tandil y divertirse con las propuestas recreativas y los shows a cargo de artistas locales.

Con el montaje de los distintos puestos a lo largo de la diagonal Illía, en el acceso al Parque Independencia, el lugar se convirtió en una feria al aire libre, con una gran impronta tandilense, marcada por una de los sectores productivos con más identidad y tradición serrana.