Periodista de profesión y emprendedora por vocación, Andrea Martínez Villada construyó, a partir de su pasión por la moda, su propia marca de accesorios. Cómo nació Ciclotimia, qué significa emprender y cuáles son los principales desafíos de potenciar el negocio en tiempos de crisis.

Andrea Martínez Villada es periodista. Sin embargo, su habilidad profesional, su curiosidad y su capacidad creativa exceden el mundo de las palabras: a la par de su carrera en los medios le dio vida a Ciclotimia, una marca de accesorios que hoy es tendencia y que cada vez cuenta con más adeptas. En una charla con ENE, la joven tandilense contó cómo nació el proyecto, cuando se dio cuenta que se había convertido en emprendedora y cuáles son sus desafíos hoy.

 -¿Cómo descubriste tu pasión por los accesorios?

-Siempre fui una apasionada de la moda. Soy curiosa, creativa y necesito todo el tiempo descubrir cosas nuevas. Me encanta crear con las manos y fue así como en 2010, viviendo en Capital Federal, se me ocurrió empezar a armar mis propios accesorios. En principio, compré hilo encerado, algunas mostacillas y me senté a idear mis primeras creaciones. A esa altura, ya trabajaba en una agencia de comunicación –además de emprendedora soy periodista-, pero necesitaba hacer algo más. Hice algunos collares, pero hasta ahí era sólo un pasatiempo, un momento para conectarme con mi creatividad desde otro lugar que no fuera mi profesión.

-¿Cómo nació Ciclotimia?

– A mediados de ese año, decidí renunciar a mi trabajo y emprender la vuelta a mi ciudad, Tandil, donde vivo actualmente. Tenía 23 años y volvía a la casa de mis padres, después de nueve años de estudio, mis primeras experiencias en el mundo laboral y muchos momentos inolvidables con amigos. Empecé a buscar trabajo y no fue fácil. Arranqué en una mueblería y, como no era un local muy concurrido, todos los días me armaba el mate y me ponía a armar aros, pulseras y collares. Creo que ese fue el inicio “oficial” de mi emprendimiento.

IMG-20181125-WA0009
IMG-20181125-WA0005
IMG-20181125-WA0008

-¿En qué momento decidiste que diseñar y crear accesorios dejara de ser un hobbie para ser un emprendimiento?

-Cuando empecé a ofrecerlos y cada vez me compraban más. Pocos meses después de mi vuelta a Tandil, me convocaron de El Eco Multimedios y quedé. Seguí con mi emprendimiento, aunque quienes somos periodistas sabemos que la profesión demanda mucho tiempo, cuerpo y cabeza, así que hubo algunas intermitencias hasta hace un par de meses que Ciclotimia se convirtió en mi principal proyecto.

-¿Por qué elegiste Ciclotimia como marca?

-Porque todos los que me conocen saben que una de mis principales características –buena o mala, no lo sé- es la ciclotimia. Un día quiero algo, al otro ya no…y así.

-¿Con qué productos comenzaste y qué productos ofreces hoy?

-Comencé con collares y aros. En esa época se usaban mucho. Hoy ofrezco collares, pulseras, tobilleras y aros.

-¿Cuáles son tus canales de venta? ¿Qué lugar ocupan las redes sociales en tu negocio?

– En este momento, mis principales canales de venta son de Facebook o Instagram. Ocupan un lugar central en mi negocio. En Facebook me encuentran como Ciclotimia Accesorios y en Instagram como @ciclotimia_accesorios_

IMG-20181125-WA0014
IMG-20181125-WA0013
IMG-20181125-WA0016

-¿Cómo surgen las ideas a la hora de diseñar? ¿Cómo te inspirás?

-Siempre estoy atenta a las nuevas tendencias. Me encanta innovar en técnicas, materiales y soy muy exigente con la calidad de mis productos. Me inspiro en la mujer real, independiente y emprendedora que busca un accesorio que se adapte a su estilo de vida en constante movimiento. El toque que no puede faltar en mis diseños es el color.

-¿Qué significa ser para vos emprendedora?

-Ser emprendedora para mí es asumir riesgos, ser tu propia jefa y levantarte todos los días con ganas de alcanzar nuevas metas. Es jugarse por tu sueño.

-¿Cuál fue la principal dificultad con la que te encontraste en el camino de construir una identidad para su empresa?

-Creo que este momento está siendo una especie de bisagra en mi negocio. Después de tantos años, el contexto que se presenta es otro, la competencia es mucha y es necesario tomarse un tiempo para reflexionar sobre la esencia de la marca, hacia dónde quiero apuntar, volver a estudiar el mercado, acotar más el nicho y darle un vuelco al concepto que quiero transmitir con mi emprendimiento. La principal dificultad, que al mismo tiempo es un gran desafío, es definir la identidad de mi marca para diferenciarme de la competencia. Me encuentro en ese proceso y están surgiendo muchas cosas positivas, decisiones importantes, pero que seguramente me llevarán a un lugar superador y me ayudarán a expandir mi negocio.

-¿Cuál fue el logro que más disfrutaste?

-Los logros son diarios. Ya proponerte una meta y cumplirla es un logro. Lo que más disfruto en el día a día es ver que mis creaciones gustan y acompañan a mis clientas vayan a donde vayan.

-¿Qué momentos recordás como los más gratificantes del emprendimiento hasta ahora?

-Todos. Durante el aprendizaje, todo momento es gratificante, incluso hasta los no tan buenos.

-¿Cuáles son tus expectativas como emprendedora?

-Poder vivir ciento por ciento de mi emprendimiento. Está difícil, pero hay que seguir trabajando para ello. Todos los días, con mucha energía, convicción y esfuerzo.

Dejá tu comentario