Tras una menor exportación de soja en marzo, las recaudaciones por retenciones cayeron 50%. Así lo señaló la AFIP que aseguró que los ingresos alcanzaron los $ 3.061 millones. 

Pese a que en los últimos meses el precio de la oleaginosa creció a causa de la sequía, la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) señaló mediante un informe, que durante marzo se registró una caída del 50% en lo recaudado vía retenciones debido a la menor exportación de soja y sus derivados. La baja, en la recaudación de marzo, se dio a pesar de que en los últimos meses el precio de la oleaginosa creció en razón de la sequía que afecta a gran parte del país, junto con un incremento en el tipo de cambio.

En conclusión, los ingresos por retenciones alcanzaron los $ 3.061 millones lo que significa la mitad de lo logrado en el mismo período de 2017. Sin embargo, la recaudación total general fue de $238.836 millones, lo que representó una suba interanual del 12,5%.

En el caso de las semillas y frutos oleaginosos, las ventas mostraron una reducción del 98,7% interanual en volumen, aunque el precio de la soja trepó 8% respecto de marzo del año pasado. En tanto, el aceite de soja registró bajas del 53% en el volumen de ventas, con precios 4,8% superiores. Por su parte, los pellets de soja tuvieron retrocesos del 47,4%, con valores 23% mayores a marzo de 2017.

A estas cifras se suma que las liquidaciones de las exportaciones tuvieron un tipo de cambio 30% superior en términos interanuales. De todas maneras, la AFIP afirmó que todavía no cuentan con una proyección precisa sobre la forma en que repercutirá en la recaudación la sequía que afecta a las principales zonas productoras del país. “Todavía no se sabe a cuánto ascenderá” el volumen final de producción de zona de la actual campaña, dijo el titular de la AFIP, Leandro Cuccioli, debido a que sin bien puede haber una “menor oferta” a causa de una menor cosecha, también “puede haber una mejora en los precios” que compense esta situación.

Dejá tu comentario