La Feria de Mujeres Emprendedoras volverá a realizarse los próximos sábados 4 y 11 de noviembre en el horario de 16 a 20  horas en la Plaza de las Artes, ubicada en el Pasaje Fournier.

Tras el éxito de la Feria de Mujeres Emprendedoras que se realizó por primera vez el 7 de octubre en la Plaza de las Artes, se vuelve a convocar al publico tandilense  y turista los próximos sábados 4 y 11 de noviembre, en el horario de 16 a 20 horas en la Plaza ubicada detrás del Pasaje Fournier (entre Pinto y San Martin).

La propuesta comercial es variada e incluye desde accesorios, bijouterie, souvenirs, indumentaria, artículos de decoración, hasta fundas, tejidos, tallados, cerámica y muñecos. Además habrá shows en vivo, sorteos y demás sorpresas para que sea una jornada agradable y entretenida para la familia. Como en la primera edición, habrá una carpa destinada a sabores y aromas serranos que estará dispuesta sobre el centro de la plaza. Allí habrá todo tipo de productos gastronómicos como panificados, conservas y otros productos regionales.

El espacio, organizado por la Secretaría de Desarrollo Social del Municipio (Arana 1129) se presenta como la base de un circuito de ferias previsto para 2018, que tendrá periodicidad bimestral y donde las mujeres emprendedoras de la ciudad podrán exponer y hacer visible sus producciones.

La idea surge en el marco del Proyecto de Desarrollo Humano Integral para los barrios Tropezón y Parque La Movediza, que impulsa el Municipio de Tandil con Nación, y que encuentra en el capítulo social la oportunidad de profundizar las políticas que se venían impulsando. Es así que en 2016 se proyectaron dos actividades concretas en el módulo Mujer y Hábitat: Taller de mujeres emprendedoras y Feria de Emprendedoras. Durante este último año, en pos de potenciar la inserción de estas acciones, se invitó a otros barrios para lograr una mayor integración de ideas emprendedoras.

Este espacio supone no solo una oportunidad de venta para las mujeres que participan en los stands con sus producciones, sino también un espacio propio de independencia económica y autonomía personal. Para muchas de ellas, será la primera o la segunda vez que exponen a la venta sus productos, mientras que otras participan del circuito comunitario de ferias desde hace más tiempo. Sin embargo, para todas se trata de un reconocimiento social de que han podido ir más alla de sus dificultades, tanto económicas como personales, y han logrado este espacio por sí mismas.

Dejá tu comentario