El Senado aprobó la semana pasada el proyecto de ley que le otorga al Poder Ejecutivo la facultad de disponer de tres feriados puente para el 2018. Enfoque de Negocios consultó sobre el real alcance de la medida con dos actores centrales del sector turístico tandilense.

Con 59 votos a favor y una abstención, la Cámara de Senadores aprobó la  semana pasada el proyecto de ley que habilita al Poder Ejecutivo a disponer de hasta tres feriados puente en el 2018. Estos días no laborables, que se suman al calendario de feriados cuando los días festivos o conmemorativos inamovibles caen martes o jueves, habían sido establecidos por ley durante el Kirchnerismo y eliminados por el Presidente Mauricio Macri por decreto con el argumento de que afectaban el calendario escolar y al sector productivo. Uno de los argumentos que posibilitó el regreso el próximo año de estos fines de semana extra largos fue su capacidad para incentivar el turismo y empujar así el desarrollo de las economías regionales. Enfoque de Negocios consultó con dos actores centrales del sector turístico local sobre esta nueva ley y su real alcance dentro de la economía local.

Un buen paliativo.

Luis Cerone, presidente de la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Bares, Confiterías y Afines de Tandil y titular del complejo El Centinela, calificó la decisión del Congreso desde el sector turístico como “muy buena”. Sin embargo, aclaró que los fines de semana largos son “paliativos” que buscan aportar una mejora pero que no serán la herramienta que permitirá mejorar de forma significativa la situación del sector. Además, explicó que en una ciudad como Tandil, los feriados puente también está incidido por el clima. “Si el clima es bueno, impacta de una forma distinta a que si tenemos mal pronóstico de clima”, expresó.

A contramano del pensamiento popular que indica que uno de los fuertes de Tandil en materia de turismo son los fines de semana, Para Cerone lo ideal para el fortalecimiento tanto del mercado hotelero y del gastronómico sería una reactivación de la economía. De esa forma, en lugar de trabajar de forma intensa los feriados y fines de semana largo se trabajaría todo el año. “Nosotros necesitamos una economía estable. El feriado nos resuelve un momento de crisis pero no habilita ninguna estrategia de inversión”, explicó el empresario, y agregó: “Que tengamos ocho o diez feriados largos en el año con una crisis económica marcada no nos sirve. El feriado son tres días y el mes tiene 30. Los salarios se pagan los 30 días”.

Paliativos en contextos difíciles para el sector, Cerone rescató lo provechosos que pueden ser para determinado tipo de emprendimientos. “El feriado largo es momento de oportunidad. Le sirve, por ejemplo, a un foodtrack, pero no le sirve a quien abre un restaurante de lunes a lunes o a quien tiene un hotel del primero del mes al 31. Por supuesto que ayuda, pero lo que nosotros necesitamos es tener un país con una economía estable que permita trabajar no solo con turistas. Los hoteles no se llenan de los turistas, ni los restaurantes. Se llenan de turistas y de gente que viaja por negocios o por economía. Por eso el feriado largo es un buen paliativo en momento de crisis, pero el feriado largo tiene tres días en el mes, y el mes tiene treinta”, contó.

Aquellos que tenemos inversiones en cantidad de empleados, que somos el verdadero sustento de la economía, nosotros más que feriado largo lo que necesitamos son momentos de economía estable, donde la gente programe y viaje no solamente por turismo sino también por actividades económicas, por estudio, por capacitación o por salud. Hay un millón de motivos. Es decir que nosotros, si tenemos un país que va para adelante en su economía, estamos mejor que con un país con un feriado largo por mes”, completó Cerone.

Si bien espera que la economía se reactive, Cerone aseguró que este año ya notó una mejora en relación al 2016. La realidad es que hubo muchos fines de semana que no han sido de feriado donde hubo muy buena actividad económica. Y, no lo digo yo solamente sino un montón de colegas, hacía años que no teníamos una vacaciones de invierno con tanto movimiento como las de este año”, confesó.

Una mejoría para la estacionalidad.

Fernanda Díaz, Presidenta de la Asociación de Cabañas de Tandil y Gerenta del Complejo Corazón de la Sierra, se mostró motivada y entusiasmada por el hecho de que los feriados puente estén en la agenda del Gobierno, aunque aseguró que, desde su punto de vista, sería más importante volver trasladables todos los feriados a solo el regreso de los feriados puentes”. En diálogo con ENE, explicó cómo afectó la ausencia de estos feriados durante el 2017: “La marcha atrás de  los feriados trasladables significó en el primer semestre del año una baja significativa en la demanda y nos quitó previsibilidad, ya que tener anticipadamente el calendario de feriados nos permite planificar la actividad de mejor forma.

El regreso de los feriados trasladables mejoraría positivamente la estacionalidad”, sentenció la empresaria, y señaló que los hábitos de los viajeros se fueron modificando estos últimos años y que las escapadas tomaron protagonismo. “El fin de semana largo es esperado tanto por los turistas, quienes necesitan distenderse, disfrutar y despejarse de lo cotidiano, como por nuestro sector, que se prepara para unos días de mucha actividad”, concluyó.

Dejá tu comentario