UNICEN ACRUP, la calificadora de riesgo de la Universidad Nacional del Centro, fue habilitada este 29 de mayo por la Comisión Nacional de Valores para operar oficialmente en mercado de capitales en todo el territorio nacional. Enfoque de Negocios dialogó con Daniel Hoyos, uno de los integrantes del proyecto, para conocer el proceso del mismo y el impacto de la noticia en la ciudad.

La UNICEN es, desde el 29 de mayo de este año, la única calificadora de riesgo en Argentina con sede fuera de lo que es la Capital Federal y el Gran Buenos Aires. En total, en el país funcionan alrededor de unas nueve, de las cuales la mayor actividad recae en las tres grandes calificadoras internacionales que dominan en general el mercado: Moody’s, Standard & Poor’s y FixScr.  Este dato permite contextualizar el logro conseguido y previsualizar el potencial de crecimiento de la calificadora local.

El Doctor en Economía Daniel Hoyos nos cuenta que se viene trabajando en esto desde hace dos años aproximadamente, luego de la última reforma a la Ley de Mercado de Capitales. Para alcanzar la habilitación, durante este período la Comisión Nacional de Valores (el organismo de control competente) realizó un seguimiento exhaustivo sobre la institución y el personal implicado: se revisa en estos casos el tipo de organización, trayectoria, reputación, historial, manuales con los que va a trabajar la calificadora, entre otros.

El mercado de capitales es un sistema donde se acercan las partes con excedentes de ahorro en un país, con las demandantes” explica Hoyos; “en un mercado de capitales hay diferentes agentes con distintas funciones; la de la calificadora de riesgo es analizar el historial y las características de una institución demandante, o del título que emite y cómo funciona ese título en comparación con otros activos que hay en el mercado, por ejemplo.” La calificadora analiza a las empresas que arman proyectos y que desean colocar deuda o acciones, ya que mucha información acerca de las mismas no se encuentra en los estados contables y  difiere de las que maneja el público inversor (por ejemplo procesos, gerencia, clientes, historial, etc).

En principio, UNICEN ACRUP trabajará con un número reducido de profesionales de la Facultad de Ciencias Económicas. Las expectativas son muy positivas principalmente porque, como se dijo, es la única calificadora del interior del país en la actualidad. Hoyos señala que “si bien podemos actuar en todo el territorio nacional, nuestra idea es concentrarnos en la región, porque creemos que aquí tenemos potencial para el crecimiento”. Esta perspectiva se basa, entre otros, en la actividad agroindustrial del centro de la provincia, las empresas logísticas relacionadas a los puertos de Quequén, Mar del Plata y Bahía Blanca y la desarrollada por la industria del software tandilense. Según el director, “hay muchas empresas que pueden ingresar al mercado de valores” en la región, como es el caso referencia de Globant, quién salió al mercado recientemente en la bolsa estadounidense.

En cuanto a los primeros desafíos en los que están trabajando, expresó que “ahora empieza una actividad de inducción por parte de la calificadora, pues si bien hay empresas y municipios que ya han tenido experiencias en el mercado de capitales argentino, ha pasado tiempo y ha habido cambios de normativas en la legislación, por lo que hay que transitar un nuevo camino”. Lo mismo indicó en lo referido al área de influencia; aquí a la calificadora le espera “realizar tareas de inducción, de difusión y  de comunicación al sector privado y estatal también, de por qué financiar muchas veces a través de mercado de capitales puede ser más eficiente que a través del más tradicional sistema bancario, y de esta manera generar a largo plazo una mejor performance”.

En un momento en el que el Gobierno impulsa que haya más empresas cotizando en bolsa como una manera de potenciar la inversión nacional, a la par de la extranjera, la aparición de Unicen como calificadora de riesgo estimula el ambiente de negocios y potencia el mercado local, transformándose en un actor clave para el desarrollo económico no sólo de la ciudad, sino de toda la zona centro y sur de la provincia de Buenos Aires.

Dejá tu comentario