El deporte es salud, y también una oportunidad de negocio. Así se vive en Tandil, donde se ven varios casos de competencias deportivas organizadas por particulares que consiguieron gran éxito y se instalaron definitivamente en la cultura local.

Cada vez más tandilenses incursionan en torneos deportivos privados, por fuera del tradicional esquema de clubes y asociaciones. La referencia principal es, sin duda, la Copa Cosa de Serranos en fútbol; un torneo de 6 categorías y más de 40 equipos (sin contar Senior y Femenino) que exportó la marca a localidades como Ayacucho, Olavarría, Coronel Suárez, entre otras. Se estima que en la ciudad 2 de cada 100 tandilenses están participando en este torneo que ha tenido tanto suceso que hasta consiguió ver jugadores ex profesionales en sus canchas.

En el tenis, un deporte que tiene amplia identificación con Tandil, existe el Circuito Match Point, que va por su séptima temporada. Match Point comenzó en el predio La Cabaña con unos 20 inscriptos; hoy alcanzan a 150 los jugadores activos, entre las 6 categorías de hombres y 3 de mujeres (más sus respectivos dobles).

En el caso de esta competencia, el único requisito es ser mayor de 18 años para participar. En diálogo con Jorge Garzón, uno de los organizadores, Garzón nos comenta que es importante “el rol social del torneo, que permite que alguien que no sabe jugar o que nunca tomó clases pueda participar libremente y lo disfrute”. Cita varios casos de aficionados que comienzan a jugar y obtienen una notable mejoría; “eso es fascinante para nosotros” agrega.

No sólo la posibilidad de acercarse a un deporte nuevo explica el éxito de estos formatos. También está detrás el denominador común de la creatividad e innovación para elaborar y vender el producto. Las producciones multimedia, el uso de redes sociales, la calidad de organización y una conveniente relación tiempo de juego/arancel convocan a los jugadores que no tienen sino otra forma de practicar el deporte que aman.

En el caso de Circuito Match Point, vos pagás un arancel de $500 por mes y jugás tu categoría en singles y dobles, además de poder probarte en la categoría superior de ambos” explica Garzón; “te estaría saliendo $125 cada torneo, es muy barato”. El torneo tiene un ranking de singles y dobles, produce notas audiovisuales con los destacados de cada jornada y ofrece  atractivos premios obtenidos de los numerosos sponsors.

Ambos casos, fútbol y tenis, tienen una fuerte presencia en la web y en las redes. “Las redes te facilitan muchísimo la organización” confirma Garzón; “no lo podríamos hacer sin eso. Ahora publicás en facebook el programa y ya está, antes tenías que llamar por teléfono”. Match Point tiene una persona exclusiva que se encarga de esa área. También el modelo del torneo tenístico es for export: además de que varios jugadores son de localidades de la zona, desde el año pasado hay un Circuito en Benito Juárez.

El básquet es otro deporte que tiene gran cantidad de jugadores que no canalizan la práctica por el esquema de clubes. En Tandil se juegan torneos organizados por particulares, de los cuales el más importante es el MaxiBásquet; aunque en este caso es distinto ya que la organización es un emprendimiento de una ONG sin fines de lucro. De todas maneras la tendencia es similar, ya que cada torneo aumenta el número de inscriptos, llegando a tener hoy más de 100 jugadores en 12 equipos (incluyendo uno de la localidad de Barker).

Consultado respecto a este fenómeno, Garzón hace énfasis en el rol social del torneo que organiza. “Se acerca gente que dejó de jugar de chico, que viene del paddle o que no saben cómo pegarle a la pelota” analiza. “En algunos casos hasta les incentivamos que tomen 2 ó 3 clases con algún instructor, pero lo más importante es que, con un poco de entusiasmo, jugás”  comenta. Y cierra detallando el esfuerzo de la organización para que, mediante notas periodísticas y efectos de marketing, todos los jugadores se sientan valorados y satisfechos aunque no sean campeones.

Tal vez esa sea la clave para entender un poco por qué tantos tandilenses se vuelcan a este tipo de torneos, y que cada vez sean más.

Dejá tu comentario